Despliega el menú
Sociedad

violencia de género

Vox fractura la unidad institucional contra la violencia de género

Parlamentos regionales, diputaciones y ayuntamientos han visto cómo los de Vox han votado en contra de declaraciones institucionales, planes o mesas técnicas dirigidas a denunciar y combatir la violencia machista.

El equipo de Vox saluda a sus simpatizantes en el exterior de la sede de Madrid durante el seguimiento de la noche electoral.
El equipo de Vox..
EFE / Javier Lizón

El bloqueo de Vox ha impedido que este año se hayan aprobado declaraciones contra la violencia de género en la mayoría de los municipios y comunidades donde la formación de Santiago Abascal tiene representación, fracturando así la unidad institucional que existía hasta ahora contra este tipo de violencia.

Parlamentos regionales, diputaciones y ayuntamientos han visto en los últimos días cómo una y otra vez los de Abascal han votado en contra de declaraciones institucionales, mociones, planes o mesas técnicas dirigidas a denunciar y combatir la violencia machista.

Con motivo de la conmemoración el 25 de noviembre del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer, la unanimidad era norma habitual en la administraciones públicas, pero la llegada de Vox a muchas de ellas en el último año ha acabado con ese consenso.

La formación se ha desmarcado de cualquier iniciativa común con el argumento de que "la violencia no tiene adjetivos" y de que la Ley contra la Violencia de Genero, que exige derogar, ha sido un "fracaso" que "silencian" el resto de partidos y una "mera herramienta ideológica" al servicio del "consenso progre".

Un consenso que, según dicen en un manifiesto al que invitan a los demás partidos a sumarse, "colectiviza y victimiza a la mujer, vulnera la presunción de inocencia y establece tribunales sólo para hombres en contra de la igualdad constitucional de los españoles".

Argumentos que forman parte de la cruzada que emprendió desde sus orígenes contra lo que llama la "ideología de género" y el "feminismo supremacista" y que ahora pretende librar sin complejos dentro de las instituciones.

Ya ha comenzado a hacerlo en la Asamblea de Madrid y en las Cortes Valencianas, donde su negativa ha impedido adoptar sendas declaraciones institucionales, dado que este tipo de iniciativas requieren unanimidad para ser aprobadas.

No así las mociones, como la que ha salido adelante las Cortes de Castilla y León, donde todos los procuradores, excepto el de Vox, han coincidido en constatar que la violencia de género es una realidad y han aprobado ocho medidas para impulsar la lucha contra esta lacra.

En Murcia, se espera que Vox impida este lunes la lectura de un manifiesto en la Asamblea Regional, como ya hizo el 20 de noviembre con una declaración con motivo del Día Internacional de la Infancia aduciendo que contenía un mensaje "político" al referirse a la Agenda de Desarrollo 2020 impulsada por la ONU.

Un rechazo este último que contrasta con lo ocurrido en Castilla y León, donde sí refrendó una declaración sobre la infancia con motivo del trigésimo aniversario de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

En la ciudad autónoma de Melilla sus dos diputados han pedido que la Asamblea apruebe el manifiesto nacional del partido y se desmarcarán probablemente de la lectura del manifiesto del 25 de noviembre.

Vox ha mantenido actitudes idénticas en las diputaciones provinciales, como la de Granada, donde se niega a suscribir el primer Pacto Provincial contra la Violencia de Género, al que sí se han adherido el resto de grupos y que pretende sumar esfuerzos de toda la sociedad contra el "terrorismo machista".

También se ha quedado solo en las diputaciones valenciana y cordobesa, que han aprobado sendas mociones, así como en los ayuntamientos de Toledo, Castellón o Córdoba, mientras que en el municipio madrileño de Fuenlabrada el PP le ha acompañado en su negativa.

En el Ayuntamiento de Madrid no firmará el pacto propuesto por el bipartito PP y Cs y en el de Oviedo ha pedido que el minuto de silencio mensual contra la violencia machista se dedique "a todas las víctimas de violencia intrafamiliar".

Vox ha rechazado asimismo crear una mesa técnica en Gijón que desarrolle el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y en Avilés la puesta en marcha de una unidad de valoración forense.

Etiquetas
Comentarios