Despliega el menú
Sociedad

educación 

La patrulla ecológica del Colegio Santa Magdalena Sofía

Los alumnos de 4º de primaria son el alma de esta patrulla ecológica, que durante las horas de recreo y comedor velan por la sostenibilidad y el reciclaje de materiales en el colegio zaragozano.

Los alumnos trabajan en el proyecto educativo '#somosvoluntari@s'
Los alumnos trabajan en el proyecto educativo '#somosvoluntari@s'
Colegio Santa Magdalena Sofía

Es en la segunda etapa de primaria (4º, 5º y 6º), cuando creemos que nuestros alumnos y alumnas tienen que comenzar a tomar conciencia de la responsabilidad colectiva que conlleva cada pequeña acción individual. Esta afirmación algo etérea encuentra reflejo en nuestro colegio en un proyecto al que hemos llamado 'Somos Voluntarios'.

En 4º de primaria, contamos con nuestra patrulla ecológica, un grupo de alumnos y alumnas que durante las horas de recreo y comedor velan por la sostenibilidad y el reciclaje de materiales. Entre sus funciones, entre otras, está asegurarse de que las luces y cañones de las clases queden apagadas durante el recreo, instruir a los más pequeños de dónde han de tirar los papeles y dónde los plásticos, o asegurarse de que se recoge el pelaje de la fruta para la posterior elaboración de compost. Ante la situación de emergencia climática que vivimos, una acción aparentemente algo banal cómo que reporten cuántos 'tuppers' se han traído en lugar de papel de aluminio, creemos que adquiere una importancia mayúscula en la sociedad.

Ecologistas, mediadores y 'Voluntarios del Espacio Like'

La patrulla ecológica evoluciona en 5ª de primaria hacia el grupo de 'Mediadores'. Nuestros alumnos y alumnas tienen que ser agentes activos en la creación de un clima de convivencia adecuado, y es por eso que nuestr@s mediador@s son los primeros en actuar si observan un conflicto en el patio de recreo. Tienen que establecer unas pautas de diálogo para la resolución del conflicto y que ambas partes implicadas en el mismo se den cuenta de que el problema no es tan grande como lo pintan. Ataviados con petos naranjas, el resto de alumnos y alumnas saben a quiénes han de recurrir si sucede algo en el patio que no les satisface.

La patrulla ecológica dice sí al medioambiente.
La patrulla ecológica dice sí al medioambiente.
Colegio Santa Magdalena Sofía

La cumbre final de este Everest del voluntariado viste peto rojo y se llama 'Voluntarios del Espacio Like'. Los alumnos y alumnas de 6º que se adhieren al proyecto y reciben formación son los encargados de distribuir el material en la ludoteca, ayudar a colocar los patines a los más peques en los días sobre ruedas, sacar el material de juego cooperativo o recoger el futbolín cuando la sirena está a punto de sonar. Ponen su diversión al servicio de los demás, y encuentran argumento a su felicidad en el hecho de ayudar a la felicidad del otro. Es muy gratificante ver cómo su grado de autonomía es total y cómo cada año el grupo de voluntarios es más numeroso: queramos o no, nos hace felices ayudar.

Satisfechos con su trabajo
Satisfechos con su trabajo
Colegio Santa Magdalena Sofía

Tal vez estas líneas, además de para dar a conocer un proyecto que sigue evolucionando, sirvan para reconocer a todas esas personas que se implican en acciones sociales y encuentran el bienestar propio en poner su granito de arena al bienestar ajeno. Nos gusta pensar que nuestros chicos y chicas saldrán del colegio con esa vocación. O, como dice Borges en los últimos versos de su poema 'Los Justos': “Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo”.

Etiquetas
Comentarios