Despliega el menú
Sociedad

sociedad

Un comentarista de radio golpea en directo a un periodista de 'The Intercept'

Greenwald recriminó a Nunes los comentarios realizados en el pasado contra él y su familia.

El reportero de The Guardian, Glenn Greenwald.
El reportero de The Intercept, Glenn Greenwald.
AFP

Un comentarista radio golpeó este jueves, durante un programa en directo, al periodista estadounidense Glenn Greenwald, editor del portal de 'The Intercept', el cual ha filtrado en los últimos meses conversaciones que han puesto en duda la imparcialidad de los investigadores de la operación Lava Jato.

Augusto Nunes, conocido por sus ideales de derechas, y Greenwald, crítico del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, protagonizaban una acalorada discusión en directo, cuando el asunto llegó a las manos.

Greenwald recriminó a Nunes los comentarios realizados en el pasado contra él y su familia y, en base a los mismos, le acusó de ser un "cobarde" por sugerir que cometió negligencias en la educación de los dos hijos adoptados que tiene junto al diputado brasileño David Miranda.

En ese momento, Nunes golpeó en la cara al periodista estadounidense, lo que requirió la intervención de otras personas que participaban en el programa para evitar que Greenwald respondiera a la agresión.

El Sindicato de los Periodistas Profesionales del Estado de Sao Paulo (SJSP) y la Federación Nacional de los Periodistas (FENAJ) repudiaron la agresión física de Nunes contra Greenwald en el programa 'Pánico' de la radio Jovem Pan.

"La agresión física a un invitado para una entrevista viola todos los preceptos de la conducta profesional de los periodistas", señala un comunicado conjunto de la SJSP y FENAJ.

Greenwald, a quien el ex analista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), es el fundador y editor del portal The Intercept Brasil, el cual ha publicado conversaciones que han puesto en duda la imparcialidad de Sergio Moro, exjuez y actual ministro de Justicia del Gobierno de Bolsonaro.

Esas conversaciones, mantenidas vía Telegram,, sugieren que Moro coordinó, supuestamente de forma ilegal, los trabajos de los fiscales anticorrupción y ponen en duda su trabajo al frente de las investigaciones relacionadas con la Lava Jato.

Con base en esas conversaciones, la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión desde el año pasado tras ser condenado por Moro, entró con un pedido de habeas corpus en el Tribunal Supremo en el que se cuestiona la actuación del exmagistrado. 

Etiquetas
Comentarios