Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Educación

Comienza el desafío de la First Lego League en Aragón

Miles de niños y jóvenes de todo el mundo tratan de dar respuesta, de la mano de la tecnología y el conocimiento científico, a un reto real participando en la First Lego League. Aragón se suma a esta competición internacional organizando por primera vez una fase autonómica que tendrá lugar en Itainnova en el mes de febrero.

Presentación de la First Lego League en Aragón en el colegio Gascón y Marín de Zaragoza
Presentación de la First Lego League en Aragón en el colegio Gascón y Marín de Zaragoza

El transporte, la accesibilidad, incluso los desastres naturales... Las ciudades se enfrentan a grandes retos. ¿Qué soluciones innovadoras podrían contribuir a construir un mejor entorno donde vivir y trabajar? Este es el desafío ‘City Shaper’ que propone este año la First Lego League que, por primera vez, celebrará torneo propio en Aragón. Por equipos, niños y jóvenes de entre 6 y 16 años resuelven el reto, tras meses de trabajo con los robots de Lego y con la ayuda de un entrenador. La final tendrá lugar el 29 de febrero en el Instituto Tecnológico de Aragón, socio colaborador de First Lego League. De este modo, el Gobierno de Aragón, a través de Itainnova, apoya esta iniciativa, que está presente en casi todas las comunidades autónomas. En esta edición, serán 37 los torneos que se celebren en España y más de 16.000 los alumnos participantes.

"Aragón era de las pocas comunidades donde no se celebraba este torneo, y algunos de los equipos aragoneses que participaban debían desplazarse a competir fuera, a Cataluña, Navarra o La Rioja", señala Elena Pallarés, directora de la First Lego League Aragón desde Itainnova. De esta manera, "se apuesta por impulsar las vocaciones STEM y, además de acercar a los más jóvenes a la robótica, se contribuye a fomentar competencias del siglo XXI, tales como el trabajo en equipo, la resolución de conflictos, la gestión del tiempo y la resolución de problemas, así como los ‘valores First’: innovación, inclusión, descubrimiento, diversión, impacto y colaboración".

Pallarés considera que esta competición es para los participantes "una experiencia vital, de juego, de aprendizaje, de valores compartidos, de equipo y de diversión". Para ellos "supone un desafío poder exponer un proyecto de innovación a un jurado y ser evaluados por un trabajo llevado a cabo para responder a un reto con un impacto social, ya que las temáticas que cada año lanza la First Lego League tienen siempre un enfoque social: medio ambiente, mundo espacial, tercera edad, movilidad urbana, ‘smart cities’...".

Esperan contar con la participación de "al menos 12 o 14 grupos". La inscripción se encuentra abierta, pero desde Itainnova recomiendan "darse prisa porque hacen falta tres meses intensos para llegar a completar el desafío a tiempo para finales de febrero", cuando tendrá lugar la final. Por su parte, "los equipos de 6 a 9 años necesitan un poco menos, de 4 a 6 semanas, para participar solo en el proyecto de innovación".

Además de ser sede de la final, Itainnova se ocupa de apoyar y coordinar a los equipos participantes, así como a los voluntarios que se unen al torneo: entrenadores, acompañantes, dinamizadores, jueces, árbitros... Ya hay 18 voluntarios, aunque siguen reclutando personal.

Soluciones para las ciudades del futuro

  • EL RETO "Los arquitectos diseñan y construyen edificios. Combinan ciencia y arte para hacer edificios y estructuras para sus clientes. Unas veces hacen edificios nuevos y otras rediseñan edificios antiguos. Forman parte de un equipo mayor, exactamente como el vuestro. Los ingenieros estructurales, civiles y ambientales se aseguran de que un proyecto sea adecuado para el lugar de la construcción. Los trabajadores de la obra, como los electricistas, los fontaneros y los carpinteros, y los directores del proyecto se aseguran de que los trabajos cumplan los plazos establecidos y de que se ajusten al presupuesto. Todos los profesionales son importantes para conseguir hacer el trabajo. Nuestras ciudades se enfrentan a grandes retos, como el transporte, la accesibilidad e incluso los desastres naturales. ¿Cómo podemos modelar un futuro mejor para todos? Hará falta trabajo en equipo e imaginación. ¿Estáis preparados para construir entre todos un futuro mejor?".
  • LA COMPETICIÓN Equipos de entre 3 y 10 participantes resuelven el desafío con la ayuda de un entrenador. Para ello, investigan y presentan una solución innovadora que resuelve una problemática real. También diseñan y programan un robot utilizando Lego Mindstorms Education.
  • EL JUEGO DEL ROBOT Cada equipo identifica las misiones a resolver; diseña, construye y programa un robot Lego para completar dichas misiones; prueba y mejora el programa y el diseño. El robot presentado deberá desplazarse, coger, transportar, activar o entregar objetos. En tan solo 2 minutos y medio habrá que completar el mayor número de misiones.
  • EL PROYECTO DE INNOVACIÓN Cada equipo debe identificar un problema de un edificio o espacio público de su comunidad, diseñar una solución, compartir la solución con otros y mejorarla. En la final, en intervenciones de 5 minutos, los equipos presentan sus proyectos y maquetas, mostrando el problema, la solución y cómo se ha compartido.
  • LA FINAL Se celebrará el 29 de febrero en Itainnova. Comprende la exposición del proyecto de innovación y, por otro lado, el juego del robot, donde se compite de dos en dos equipos. Hay diversos premios para ambas actividades, pero solo un equipo será seleccionado para acudir a la competición nacional y, de allí, solo uno irá a la internacional.
  • EDADES Aragón va a participar en dos franjas de edad: de 6 a 9 años y de 10 a 16 años.
  • INSCRIPCIONES Están abiertas en firstlegoleague.itainnova.es/. Al inscribirse "los equipos pagan una cuota que incluye todo el material y que dependerá del número de equipos participantes. Para los juniors, la cuota es mucho menor y para participar solo en el proyecto de innovación no es necesario comprar ningún robot", explica Elena Pallarés. Existen becas –dos para equipos exclusivamente formados por chicas y otras dos para equipos de centros de difícil desempeño– que "cubren el coste del robot y los materiales de inscripción al torneo". 

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios