Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

jóvenes

Radiografía millennial: relaciones, empleo, prioridades, independencia y política

Los españoles de 20 a 34 años no tienen hijos, pero esperan tenerlos, no se casan, y son muy tolerantes con los nuevos tipos de familia.

El estudio desmiente que los millennial sean "una población frustrada ni desmotivada".
El estudio desmiente que los millennial sean "una población frustrada ni desmotivada".
Unsplash

Solteros, pero mayoritariamente emparejados y aún sin hijos, más preocupados por cuestiones como la violencia de género o el cambio climático que por la política, de ideas progresistas, a gusto con su situación de convivencia, reacios al matrimonio y tolerantes con todas la nuevas formas de familia, con la consecución de un buen trabajo como gran objetivo vital, pero razonablemente satisfechos con respecto a su empleo actual, pese a la general precariedad, o confiados en la posibilidad de conseguir uno pronto si no lo tienen. 

Son los grandes trazos de la radiografía que Funcas ha tratado de hacer de los 'millennials' con una encuesta representativa y proporcionada a 3.000 españoles de entre 20 y 34 años, que, según Elisa Chuliá, directora de Estudios Sociales de la fundación, "en contra de lo que se dice en ocasiones, ni muestra insatisfacción vital ni mucho menos el retrato de una generación perdida". De hecho, una de las principales conclusiones del primer estudio monográfico nacional sobre los nacidos entre 1985 y 1999 es que "no es una población frustrada ni desmotivada", destaca Chuliá, pues ellos mismos consideran que viven mejor que sus padres a su misma edad. Así lo asegura el 59% de los preguntados, que señala que goza de una mayor calidad de vida. El otro 40% no lo ve así, y la razón fundamental que aduce es la escasez y la mala calidad del empleo actual.

El gran objetivo más extendido entre los jóvenes españoles es "tener un buen trabajo". Es la prioridad de cuatro de cada diez 'millennials', el doble de quienes ponen lo primero de la lista disfrutar de tiempo libre o crear su propia familia. El 68% trabaja y de ellos el 82% están contentos con su empleo, pese a ser en su mayoría temporal y en buena parte a tiempo parcial. La razón que aducen, por encima de sueldos y horarios, es que tienen unas buenas relaciones con compañeros y superiores. La mayoría son bastante optimistas. Tanto el 55% de los que están parados como el 55% de los que están estudiando están convencidos de que van a encontrar un trabajo adecuado a su formación en los próximos seis meses. 

Los jóvenes españoles son progresistas. Se sitúan ideológicamente en el centro-izquierda, en el 4 de la escala del 0 al 10, con las mujeres claramente a la izquierda, con una media de 3,5. Los temas que más les preocupan, en porcentajes superiores al 91%, son la violencia de género, el cambio climático y la desigualdad social y, de hecho, en su consumo habitual de noticias destaca el medio ambiente (82%) y la cultura (78%) frente a la economía (49%) o la política (poco por encima del 50%). No obstante, también aseguran que ir a votar es muy importante.

Solteros emparejados

Se puede decir de los 'millennials' españoles que son por definición solteros emparejados. El 70% de ellos tiene pareja, casi todos desde hace más de dos años, pero solo el 12% está casado, pese a que ambos conviven en el 41% de las ocasiones. No tienen apego alguno a la concepción tradicional de familia y son muy tolerantes con cualquier modalidad posible. Más del 75% ve con buenos ojos a las madres solteras, a las parejas homosexuales que adoptan o a una pareja que no quiera tener hijos. 

El 89% de los españoles de 20 a 34 años no tiene todavía hijos, pero el 74% de ellos cree que los tendrá más adelante. Su espera está relacionada con lograr unos ingresos regulares para vivir sin agobios (77%), tener un empleo estable (76%) o disponer de tiempo para el cuidado y educación de los niños. Preocupaciones menores son tener pareja o a la familia cerca y ninguna se puede decir el estar casado (8%). No obstante, un 33% no tiene nada claro que vaya a tener hijos. Las razones que apuntan es que son una fuente de problemas, que limitan mucho el tiempo libre y que reducen la capacidad de gasto. 

El 35% de los 'millennials' vive de alquiler -paga una media de 335 euros al mes-, un 46% en pisos de la familia y un 18% en viviendas de su propiedad. De ellos, un 41% vive con su pareja, un 43% con la familia, un 8% comparte casa con amigos y el otro 8% reside solo. De los que viven acompañados, destaca el estudio, el 92% se siente a gusto con las personas con las que conviven. "No da la sensación de que esta generación esté enfadada ni con sus familias ni con el mundo. Tienen inteligencia práctica. Intentan vivir lo mejor posible dentro de sus posibilidades", resume Elisa Chuliá.

Etiquetas
Comentarios