Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

Colectivamente 2019, explorando la inteligencia colectiva

Un millar de alumnos de 1º de bachillerato, repartidos por todo Aragón, accederán el próximo mes de noviembre a una plataforma ‘online’ con un único objetivo: encontrar juntos la respuesta a un problema que aparecerá en su ordenador. ¿Cómo lograrán ponerse de acuerdo?

Mil estudiantes se conectarán ‘online’ simultáneamente desde sus centros en el experimento 'Colectivamente 2019'
Mil estudiantes se conectarán ‘online’ simultáneamente desde sus centros en el experimento 'Colectivamente 2019'

¿Puede un grupo de personas generar ideas, resolver problemas o, en general, realizar una actividad intelectual que es inalcanzable para una sola persona? Esta pregunta da lugar al experimento ‘Colectivamente 2019’.

Reunirá a mil estudiantes de 1º de bachillerato de todo Aragón, conectados desde sus centros, para plantearles una serie de problemas que deberán resolver a la vez, a través de la plataforma ‘online’ Thinkhub. Esta plataforma permitirá a cada participante responder, visualizar las respuestas de los demás en tiempo real y copiar la respuesta de otro compañero si le convence, modificarla o seguir apostando por su propia respuesta hasta que solo quede una de las mil propuestas. Esa será la respuesta elaborada por la inteligencia colectiva.

Jesús Gallardo-Clemente, director de la Fundación Ibercivis, con estudiantes durante la prueba piloto.
Jesús Gallardo-Clemente, director de la Fundación Ibercivis, con estudiantes durante la prueba piloto.
Maite Pelacho

Los problemas planteados a las alumnas y alumnos en el experimento están diseñados por el equipo de psicólogos de la cátedra United States Foreign Trade Institute de Inteligencia Avanzada (Universidad de Zaragoza), y no tendrán una solución única. Los participantes se podrán enfrentar a dilemas morales o cuestiones abiertas en las que utilizarán sus conocimientos, así como su razonamiento ético. De este modo, y gracias al sistema de ‘copia y pega’ de la plataforma, los estudiantes podrán ir adaptando –o no– su respuesta, buscando el acuerdo con la mayoría o atenerse a lo que ha respondido.

El desarrollo científico del experimento ha corrido a cargo del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de Unizar (BIFI); su ‘spin-off’ Kampal, empresa especializada en la analítica de datos, se ha encargado del diseño de la plataforma, elaborando las fases que los mil alumnos participantes recorrerán.

Esta plataforma recibe el nombre de Thinkhub, y tiene como principal función el desarrollo de proyectos colaborativos entre un número determinado de personas -que puede llegar a ser elevado y para ‘Colectivamente 2019’ serán mil- de modo que, partiendo de las aportaciones individuales y de las interacción entre los usuarios se puede llegar a una única solución.

Los profesores de la Facultad de Educación de la Unizar Santos Orejudo Hernández, director de la cátedra, y Jacobo Cano Escoriaza coinciden al señalar "las grandes potencialidades del trabajo colaborativo a través de las redes sociales, atendiendo a la diversidad de intereses y capacidades de los estudiantes".

Interacciones

¿Es un grupo de personas más inteligente que el individuo más inteligente de ellos? Para generar esta inteligencia colectiva es necesario definir un proceso concreto de interacción entre las personas, e incluso el surgimiento de esta ‘inteligencia colectiva’ dependerá del tipo de interacción y de comunicación permitida entre los miembros del grupo. En otras palabras, la solución final de un problema planteado que buscan un grupo de personas dependerá de cómo se propaguen por el grupo las distintas soluciones.

Los objetivos de ‘Colectivamente 2019’, además del análisis de la propagación de las ideas dentro de un grupo de individuos y el comportamiento del grupo en una situación de ‘emergencia de inteligencia colectiva’, son el fomento de la creatividad y las vocaciones científicas entre los jóvenes estudiantes que pueden llegar a ser los científicos del futuro, su contacto con la práctica investigadora y el valor social y económico de la ciencia.

Humanos en lugar de imanes

En 2010, un grupo de investigadores de Ia Universidad Carnegie Mellon y el MIT publicó en la revista ‘Science’ un artículo "que probaba, con métodos estadísticos, la existencia de una característica en los grupos de personas que se podía asociar con la habilidad para resolver problemas de una forma eficiente. Esto es a lo que llamamos inteligencia colectiva", explica Jesús Clemente-Gallardo, director de la Fundación Ibercivis. Desde entonces muchos trabajos científicos se han dedicado a explorar esa nueva vía, "pues las aplicaciones potenciales son innumerables. El proyecto ‘Colectivamente’ intenta modelizar en detalle la forma en que las ideas propuestas por el colectivo son creadas y evolucionan. Unas desaparecerán y otras evolucionarán y acabarán conformando la respuesta final que el grupo da al problema planteado. Queremos entender cómo se produce ese proceso, en particular para grupos muy numerosos".

Por su parte, Alfonso Tarancón Lafita, catedrático de Física Teórica e investigador del BIFI, añade que "este experimento admite muchos puntos de vista. Desde la mirada de la física, nos permitirá estudiar la interacción de una red compleja: cómo interaccionan las personas, cómo se propaga la información, cómo se alcanza una situación de equilibrio... fenómenos todos ellos que habitualmente se estudian en materiales como imanes, superconductores, gases... Hacerlo con humanos es fascinante, un desafío enorme".

¿Participas con tu clase?

La Fundación Ibercivis y los organizadores del experimento buscan centros docentes de todo Aragón cuyos profesores y estudiantes de 1º de bachillerato quieran participar en Colectivamente 2019. Los centros interesados pueden inscribirse hasta el 16 de octubre a través de la web de Ibercivis o en el correo electrónico info@ibercivis.es.

El experimento se celebrará en un día a determinar de la primera quincena de noviembre . Mil estudiantes se conectarán ‘online’ simultáneamente desde sus centros. Uno de ellos será grupo piloto y cualquier persona interesada podrá seguir sus evoluciones en tiempo real. También se planea organizar una sesión presencial del experimento en una de las sedes del Gobierno de Aragón.

Semanas antes se realizará un taller formativo sobre el funcionamiento de la plataforma para los profesores; los alumnos tendrán acceso a Think Hub días antes, para que puedan familiarizarse con el entorno y la metodología.

Daniel Lisbona y Maite Pelacho Fundación Ibercivis

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios