Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

HOGAR 

El techo de casa también se limpia: así debes hacerlo para que quede como nuevo

Esta zona suele pasar desapercibida y, sin embargo, acumula gran cantidad de polvo y suciedad. 

LIMPIEZA
Una mopa y unos remedios caseros son los mejores aliados para acabar con la suciedad 'de arriba'.
Freepik

O eres un auténtico experto en limpieza (y por tanto tienes trucos que nunca revelarías) o tú también eres de los que tienen zonas en casa que nunca ha limpiado porque pasan desapercibidas. El techo es uno de esos lugares en los que apenas se presta atención a la hora de acabar con la suciedad en casa. Sin embargo, es uno de los sitios que más polvo acumula y, además, debe ser el punto de partida cuando toca ponerse con las tareas del hogar, puesto que el polvo acumulado en esquinas y zócalos caerá sobre los muebles o el suelo. Pese a que parezca complicado limpiar ahí arriba, hay trucos que facilitan la tarea. 

Cómo limpiar el techo

Productos de limpieza
1

Los techos de pintura 

Para eliminar el polvo de los techos de pintura, es necesario pasar un trapo seco por la superficie. Al tratarse del techo, debemos atar el trapo a una escoba o emplear una mopa para deslizarla por el techo. Además, en el mercado existen palos extensibles que facilitarán esta tarea y evitarán que tengamos que subirnos a una escalera. Con esta acción se eliminan los restos de polvo y las telas de araña que se hayan podido formar en las esquinas. 

El reto consiste en grabarse comiendo un trozo de limón y compartirlo en redes.
2

¿Qué hacemos si hay una mancha? 

El humo de las comidas y las humedades son dos de los factores que puedan causar manchas en el techo de pintura. Para eliminarlas las segundas, lo más recomendable es aplicar un producto especial y cuando se seque habrá que pintar todo el techo para sanear. Si las manchas no son de tal magnitud, se pueden eliminar con una bayeta humedecida en agua templada con vinagre o limón. En esta ocasión, es probable que también haya que dar una capa de pintura al techo. 

La campana extractora requiere un mantenimiento regular y a fondo.
3

Techos de azulejos 

Aunque algunos baños y cocinas también tienen los techos de pintura, es habitual que estas estancias tengan azulejos. Para proceder a su limpieza, se puede usar un trapo húmedo con un poco de jabón. Además, para incidir en las juntas y que vuelvan a lucir un tono blanco, es recomendable incidir en su limpieza con un cepillo de dientes e, incluso, aplicar un blanqueador. Otro remedio casero es hacer una mezcla de agua caliente y vinagre o limón y verterla en un pulverizador para poder aplicarla por el techo. Tras dejarlo actuar unos minutos, pasar un trapo húmedo y después uno seco.

MADERA
4

Techos de madera o papel pintado

Este tipo de techos solo requieren de un trapo seco para retirar el polvo y las telarañas. Eso sí, si hay humedad, se deberá aplicar un producto especial. En cuanto a las manchas en papeles pintados, puedes emplear una goma de borrar para eliminarlas. 

Etiquetas
Comentarios