Despliega el menú
Sociedad

La vuelta al mundo

Álvaro de Marichalar intentará dar la vuelta al mundo en moto acuática

El empresario busca seguir la estela de Fernando de Magallanes en la Primera Circunnavegación.

Álvaro de Marichalar
Álvaro de Marichalar
Wikipedia

El explorador y empresario navarro Álvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada navegará en pie y en riguroso solitario durante un año a bordo de una pequeña embarcación de tres metros de eslora (moto acuática) con el objetivo de intentar dar la vuelta al mundo, con motivo del V Centenario de la Primera Circunnavegación.

Por su parte, según ha indicado en una nota, la bodega Barbadillo, con casi 200 años afincada en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), ha querido apoyar al aventurero español "en su afán por promover la historia y buen nombre del país por todo el mundo".

La Expedición marítima 1519WorldTour2019 seguirá la estela de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián de Elcano en la Primera Circunnavegación promovida por el Rey Carlos I de España hace 500 años.

Además, como lleva realizando desde que empezó a navegar hace 39 años, el navegante español denunciará la masiva contaminación de los océanos por vertidos plásticos, así como la destructiva pesca ilegal y el tráfico de personas.

Para ello, filmará todas las situaciones de las que será testigo en la mar y producirá documentales para cadenas de TV como National Geographic, como lleva haciendo desde el año 1982. También colaborará con la Cruz Roja.

La moto acuática que acompañará a Marichalar en esta expedición es una diminuta embarcación de tres metros de eslora bautizada 'Numancia', en honor al pueblo celtíbero que resistió heroicamente a Roma hace 22 siglos.

En su travesía, el pamplonés navegará en riguroso solitario repostando combustible, durmiendo y consiguiendo agua y alimentos a lo largo del litoral.

En el tramo trasatlántico (desde Canarias a América) y en el tramo desde Alaska a Rusia, contará con el apoyo de un barco que navegará detrás suyo transportando el combustible y los alimentos necesarios. Podrá dormir a bordo del barco de apoyo que quedará a la deriva durante el tiempo de descanso, como ya hizo cuando cruzó el Atlántico en 2002, con la travesía Roma-Nueva York.

También dormirá por espacios de media hora tumbado sobre su moto acuática a la deriva muy adelantado del barco nodriza que navega a la mitad de su velocidad.

Durante el resto de tramos navegará en riguroso solitario (sin barco de apoyo). La autonomía de su embarcación es de 200 millas náuticas gracias a los depósitos suplementarios de combustible que transporta. 

Etiquetas
Comentarios