Sociedad

Heraldo Joven

hogar

Trucos efectivos para limpiar cristales y que no acaben más sucios que al principio

Conseguir el efecto deseado es más difícil de lo que parece. Por ello, conviene conocer las claves definitivas para lograr unas ventanas relucientes.

Muchos de los productos que utilizamos son difíciles de retirar y dejan mancha.
Muchos de los productos que utilizamos son difíciles de retirar y dejan mancha.
Freepik

Con la vuelta al cole (y al trabajo), toca despedirse del relax estival y afrontar, de nuevo, el día a día. Madrugones, desayunos a todo correr y carreras para (intentar) llegar con puntualidad vuelven a marcar la rutina de numerosos hogares aragoneses. Pero no basta con lidiar con las clases, las extraescolares, los deberes y las cenas; también hay que poner a punto nuestro hogar -armarios incluidos- para asegurar un septiembre ordenado

Aplicar los trucos de limpieza milagrosos que triunfan en redes socialesno desatender ninguna habitación de la casa (desde la cocina a la terraza, pasando por el cuarto de baño); o seguir un orden riguroso que nos asegure efectividad son los pasos que rara vez olvidamos. ¡Casa perfecta! O no... Y es que, ¿a quién no le ha pasado aquello de sentarse (¡por fin!) en el sofá, después de una ardua tarde de limpieza, y observar que ha vuelto a dejar los cristales de las ventanas más sucios que al principio? 

Así se limpian los critales, paso a paso

Mujer limpiando cristales
1

Del marco al cristal

Cuando nos enfrentamos a unas ventanas, a la mayoría nos puede el impulso de frotar los cristales hasta que vuelvan a ser transparentes. Pero, en esta tarea, el orden en el que limpiamos importa y mucho. El marco es el primer elemento al que debemos prestar atención, después, nos centraremos en los cristales, ya que así nos aseguramos no ensuciar el vidrio cunado intentemos culminar la tarea. Además, es esencial respetar las direcciones, siempre de arriba a abajo, y no frotar ni restregar, sino hacer pasadas individuales que acaben con la suciedad y los restos de polvo.

Limpiar ventanas
2

¿Qué paño utilizo?

A menudo, solemos caer en la tentación de adquirir trapos de limpieza en cuyo prospecto nos aseguran unos resultados prácticamente mágicos. Pero nada más lejos de la realidad: suelen soltar pelusa y no arrastran bien el polvo. Así, lo mejor es decantarse por una rasqueta, para quitar el excedente de producto; hojas de periódico, para quitar la suciedad; y por un paño de microfibras, para lograr que brillen.

Productos de limpieza
3

Mezclas caseras, las mejores

Aunque en la mayoría de supermercados podemos encontrar numerosos productos destinados a dicha tarea, no hay que funcione mejor que las mezclas caseras. Agua con vinagre o con amoniaco nos asegura un resultado brillante que, además, acabará con la suciedad rápidamente.

Etiquetas
Comentarios