Sociedad

estados unidos

Acude al hospital por piedras en el riñón y acaba dando a luz a trillizos

La estadounidense Dannette Glitz no tenía la menor idea de que estaba embarazada, ni siquiera había sentido ningún movimiento o malestar durante sus 34 semanas de gestación.

Acude al hospital por piedras en el riñón y acaba dando a luz a trillizos.
Acude al hospital por piedras en el riñón y acaba dando a luz a trillizos.
Facebook

La sorpresa debió de ser mayúscula para Dannette Glitz, una mujer estadounidense que, tras acudir al hospital aquejada de piedras en el riñón, acabó descubriendo que estaba de parto y dando a luz nada menos que a trillizos.

Glitz, de Dakota del Sur, no tenía la menor idea de que estaba embarazada, ni siquiera había sentido ningún movimiento o malestar durante sus 34 semanas de gestación, tal y como revela en una publicación en su cuenta de Facebook. 

"Comencé a tener dolores en la espalda y el costado, y pensé que eran piedras en el riñón. Aguanté hasta que tuve tanto dolor que lo único que podía hacer era estar en la cama y llorar. Me dolía cualquier movimiento, incluso respirar", confiesa la estadounidense.

Al no soportar más el dolor, Glitz decidió trasladarse al hospital para someterse a una intervención quirúrgica que acabara con sus piedras en el riñón. La sorpresa de su vida llegó cuando el doctor le informó de que estaba embarazada de 34 semanas.

Pero el asombro no acabó allí, pues aunque en un principio el médico pensó que iba a tener gemelos, en el parto descubrieron que eran tres bebés.

Su marido Austin y su hijo de 10 años, Ronnie, quedaron igualmente perplejos al enterarse. "Es raro que se den trillizos concebidos de manera natural, y más aún que pasen 34 semanas sin enterarte, así que todo el mundo está alucinado, no se lo pueden creer", relató la mujer a una televisión local.

La familia, que se ha convertido en numerosa de un día para otro, ha decidido llamar a los pequeños Blaze, Gypsy y Nikki.

Etiquetas
Comentarios