Despliega el menú
Sociedad

Gastronomía

El turismo gastronómico veranea en España

Uno de cada cuatro turistas internacionales planifica sus vacaciones en función de la gastronomía del lugar de destino. El turista gastronómico prefiere el verano para descubrir nuevas experiencias culinarias.

El turismo gastronómico está en auge en España
El turismo gastronómico está en auge en España
Antonio Marín Segovia

La gastronomía española levanta pasiones... y motiva viajes. Más de 260.000 turistas visitaron España atraídos por su gastronomía el año pasado, según reveló Isabel Oliver, Secretaria de Estado de Turismo, en el Foro Mundial de Turismo Gastronómico 2019. Esta cifra supone un 16,7% más que el año anterior y pone de relieve que el turismo gastronómico en España está en auge.

El verano es el periodo preferido por este tipo de turista gastronómico que aprovecha sus vacaciones para viajar y visitar las ciudades que destacan por la calidad de sus productos autóctonos y sus platos tradicionales. La realidad es que ya uno de cada cuatro turistas internacionales ha planificado sus vacaciones de 2019 en función de la gastronomía del lugar de destino, según una estudio desarrollado por Open Table, plataforma de reservas 'online' de restaurantes.

España juega con ventaja, pues nuestra gastronomía es muy apreciada fuera de nuestras fronteras. Teniendo en cuenta que el propio informe confirma que el 61% de los turistas está dispuesto a pagar más por comer fuera cuando está de vacaciones, Open Table ha elaborado un decálogo de seis requisitos fundamentales para atraer a los turistas a un restaurante y conseguir que este verano sea un éxito para el sector de la restauración en España:

1. Cuidar especialmente el trato proporcionado. Este tipo de viajero busca experiencias únicas, un servicio exquisito y un trato muy personalizado. De este modo, los pequeños detalles pueden marcar la diferencia: acompañar a la mesa, retirar la silla para que tomen asiento, ofrecer servicio de guardarropa para los accesorios que puedan incomodar al comensal durante la comida o guiar a la hora de ordenar la comida, son solo algunos detalles sencillos pero con un gran impacto emocional.

2. Incorporar a la carta platos típicos. ¿Quién se va a resistir a una buena tortilla de patatas? ¿La especialidad es la paella? Tal vez la receta de gazpacho hará que la gente haga cola. Volver a los clásicos, pero con un toque particular, original y característico de tu restaurante da un sello de identidad.

3. Procurar que todos los platos estén elaborados con productos frescos y de temporada. La huerta que hay en España permite poder emplear materia prima fresca, de primera calidad y con gran sabor.

4. Explicar detalladamente los platos de la carta. Los camareros deben tener pleno conocimiento de las recetas y el origen de los productos para ofrecer todo tipo de detalles o sugerencias a los comensales cuando así lo requieran.

5. Rodearse de un equipo de sala que tenga conocimiento de diferentes idiomas. Así es posible abarcar una clientela con turistas de múltiples nacionalidades, prestarles servicio en su propia lengua y mejorar la experiencia gastronómica. Además, disponer de cartas traducidas a varios idiomas siempre ayudará al viajero internacional.

6. Incorpora la tecnología a tu restaurante. Teniendo en cuenta que vivimos en un mundo digitalizado, donde el 'smartphone' es una puerta más de acceso a internet, los restaurantes deben cuidar su imagen digital. Estar presente en plataformas de reservas proporciona visibilidad a tu restaurante y permite que aumenten significativamente las reservas en un local.

De la buena práctica de estas pautas dependerá la satisfacción del comensal y, en consecuencia, que repita la experiencia culinaria o la recomiende en su país de origen entre su círculo de amistades. El turista gastronómico internacional podría convertirse, sin duda, en un buen prescriptor de un determinado local, y atraer a un nueva clientela.

Etiquetas
Comentarios