Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Geoconservación

Seis acciones para que el medio geológico no se resienta de nuestro paso por él

A todos nos gusta encontrar los lugares como si nunca hubiera pasado nadie por allí. Conservar la naturaleza no solo atañe a la flora y la fauna. Aunque parezcan invulnerables, también las rocas padecen nuestro paso por el medio geológico. El Geoparque del Sobrarbe aconseja cómo comportarse para practicar la geoconservación.

Dos folletos con propuestas para que todos podamos ayudar a conservar el medio geológico
Dos folletos con propuestas para que todos podamos ayudar a conservar el medio geológico
Geoparque Sobrarbe-Pirineos

Que nuestro paso por la naturaleza no deje ninguna huella. Así debería ser. Cuando pensamos en conservación del medio natural tendemos a imaginar bosques que cuidar o poblaciones de animales que preservar y ni siquiera molestar, pero no todo el monte es orégano. Tampoco en este ámbito. ¿Conoces la palabra 'geoconservación'? Las rocas y las montañas parecen indestructibles, pero también el patrimonio geológico puede ser vulnerable. Para ayudar a conservarlo, el Geoparque Mundial Unesco Sobrarbe-Pirineos ha lanzado sendos folletos con propuestas que hacen sencillo que nuestro paso por las montañas no dañe el medio geológico.

Así, desde el folleto 'Geoconservación, una tarea de todos', nos proponen seis acciones para que el medio natural no se resienta de nuestro paso por él:

1

Si encuentras un fósil, no lo cojas

 Lo prohíbe la legislación aragonesa. Si sospechas que puede ser valioso, piensa que no lo es tanto fuera de su lugar; haz fotos, toma las coordenadas y avisa (geoparque@geoparquepirineos.com).

2

No amontones piedras

Esta moda desprotege el suelo frente a la erosión, distorsiona y banaliza el paisaje natural y modifica el hábitat de muchos organismos.

3

No te lleves estalagmitas ni estalactitas

Son fruto del goteo del agua durante miles de años y contienen información sobre el clima del pasado.

4

Mejor no coger atajos

Cuando, en lugar de tomar la senda pirenaica antigua, que seguro que atraviesa la ladera con el mínimo esfuerzo, cogemos un atajo, creamos líneas a favor de la máxima pendiente. El daño que esto produce es mayor de lo que podamos pensar: El agua de lluvia o deshielo se canaliza por estas líneas, dando comienzo a un proceso que resulta difícil de detener y que termina modificando el paisaje. Se generan regueros por erosión y se pierde suelo vegetal; también se deterioran las sendas tradicionales.

5

No hagas grafitis

No escribas nombres ni mensajes en las rocas ni sobre musgos o líquenes. A todos nos gusta encontrar los lugares como si nunca hubiera pasado nadie por allí. Piensa que a nadie le interesa saber que tú estuviste antes.

6

No entres en antiguas minas

No recorras explotaciones mineras abandonadas en busca de minerales. Hacerlo supone un grave riesgo, pues las antiguas galerías podrían desplomarse.

Con estos sencillos consejos, nuestras excursiones serán más conscientes y respetuosas.

Buenas prácticas para investigadores

El Geoparque también ha elaborado otro folleto que propone buenas prácticas de geoconservación dirigido específicamente al personal investigador y docente que elige Sobrarbe como lugar de trabajo. Estos parajes son, desde hace tiempo, un lugar clave para la investigación geológica y el Geoparque Sobrarbe-Pirineos cumple de este modo con su compromiso de apoyar a los investigadores y colaborar en la difusión a la comunidad científica y al gran público de sus trabajos, al tiempo que impulsa la conservación del medio geológico en las mejores condiciones.

El folleto 'Geoconservación para investigadores y docentes', de enfoque más profesional, contiene consejos a la hora de realizar muestreos o estudiar el paleomagnetismo, cómo actuar en las cuevas y normativa vigente en torno a los fósiles y a los espacios naturales protegidos.

Dos publicaciones que apelan a la responsabilidad y a caer en la cuenta de que la gran mayoría de los elementos geológicos son no renovables y, una vez que se deterioran, no es posible reemplazarlos. Al fin y al cabo, la geoconservación es una tarea de todos. Además de preservar la fauna y la flora, tener conductas respetuosas sobre las rocas es también necesario para un cuidado global del medio ambiente.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios