Despliega el menú
Sociedad

redes sociales

El anciano de 96 años que fue a juicio por llevar rápido al médico a su hijo de 63, enfermo de cáncer

"Es usted un buen hombre", le espetó el juez, que optó por cerrar el caso y darles su bendición antes de abandonar la sala.

El anciano, de 96 años, defendió su inocencia durante el juicio: "Tengo 96 años y conduzco despacio".
El anciano, de 96 años, defendió su inocencia durante el juicio: "Tengo 96 años y conduzco despacio".
HA/Twitter 'Caught in provindence'

El juicio por exceso de velocidad a un anciano de 96 años que llevaba a su hijo enfermo de cáncer al médico se ha hecho viral en redes sociales tras difundirse la grabación en el programa de televisión norteamericano 'Caught in Providence'.

El anciano Victor Coella compareció el pasado 31 de julio ante el juez Frank Caprio, conocido por participar en el programa, en el que los juzgados dan su consentimiento por adelantado para aparecer. Durante el juicio, el hombre defendió su inocencia y explicó que habitualmente no conduce, salvo en caso de necesidad, como en la situación por la que fue denunciado.

Según relató ante el juez, llevaba a su hijo, de 63 años y enfermo de cáncer, a que se hiciera una analítica en el momento de su detención. 

"No conduzco tan rápido. Tengo 96 años y voy despacio. Solo conduzco cuando es necesario", se justificaba Coella ante el magistrado, visiblemente emocionado por las circunstancias del anciano. "Es usted un buen hombre", le espetó el juez, que optó por cerrar el caso y darles su bendición antes de abandonar la sala. Previamente, señaló también a su propio hijo, que estuvo presente durante el juicio, y bromeó: "Ve a ese joven. Ahora me mira y quiere saber si cuando tenga 90 años le llevaré en coche también".

Aunque los videos de 'Caught in Providence' siempre conquistan audiencias, la historia de Victor Coella ha superado los datos habituales de emisión. Caprio es el principal juez municipal en Providence (Rhode Island) y llegó a presidir la Junta de Gobernadores de Rhode Island. Su carrera en la televisión (en la que siempre requiere el consentimiento de los comparecientes) comenzó hace varios años. En redes sociales, el conmovedor testimonio del anciano y su absolución por parte del juez ha emocionado a usuarios de diferentes países y su retransmisión ha dado la vuelta al mundo. 

Etiquetas
Comentarios