Sociedad

medio ambiente

Se consolida en Pradilla de Ebro la experiencia piloto de limpieza de las riberas

El objetivo del Gobierno de Aragón es seguir optimizando las condiciones de flujo y consolidar la iniciativa en el tiempo y en más lugares.

El emblemático puente sobre el Ebro a las afueras del municipio de Sástago, en comarca Ribera Baja del Ebro.
El emblemático puente sobre el Ebro a las afueras del municipio de Sástago, en comarca Ribera Baja del Ebro.
Laura Uranga

La experiencia piloto para los trabajos que se están realizando desde el pasado 15 de julio en las riberas del río Ebro, que comenzaron el año pasado en 35 hectáreas de los términos municipales de Sobradiel, Pradilla, Pina de Ebro y Alcalá de Ebro se está consolidando y se pretende que sea una práctica habitual.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona ha comprobado este jueves en Pradilla de Ebro (Zaragoza) el avance de estos donde ha subrayado, según informa el Gobierno de Aragón, que el objetivo es "seguir mejorando la permeabilidad de las riberas del Ebro, optimando las condiciones de flujo en condiciones de avenida".

"Una vez constatada la viabilidad ambiental de estos trabajos, así como sus beneficios y eficacia, no solo queremos continuar con estos trabajos que fueron de carácter piloto el año pasado, sino que pretendemos consolidar la iniciativa en el tiempo y en más lugares”, ha explicado.

Asimismo, el consejero también ha recordado que es la primera vez que un Gobierno autonómico realiza limpiezas en la ribera del río Ebro y que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad actúa dentro de los límites de su competencia, que está circunscrita a la gestión de los montes de utilidad pública.

En una primera fase, el Gobierno de Aragón ya actuó el año pasado sobre 12 hectáreas del Soto de Pradilla con desbroces selectivos, eliminación de restos vegetales muertos, resalveos, disminución de las especies vegetales exóticas, restauración de choperas, mantenimiento y arreglo de infraestructuras de riego y arreglo de caminos afectados por las crecidas.

En la segunda fase, que afecta a 10 nuevas hectáreas, se realizarán varios trabajos: desbroce de matorral previo; saca de madera muerta en el suelo; eliminación de pies muertos; y eliminación de pies de chopo.

Además, el Gobierno de Aragón también tiene comprometida otra actuación en Quinto, que en este momento se encuentra en fase de declaración de monte de utilidad pública. El ayuntamiento de la localidad ha solicitado esta declaración para una superficie de 57 hectáreas.

Para estos trabajos, tanto los de Pradilla como los de Quinto, hay contemplada una partida presupuestaria de 100.000 euros. Ambos se realizarán por encargo a la empresa pública Sarga, que utiliza personal no apto –personas que por sus condiciones físicas han sido descartadas para la extinción de incendios– o personal adicional.

Etiquetas
Comentarios