Sociedad

Tercer Milenio

¿Por qué me pasa?

Por qué me da dolor de cabeza el olor de ciertos perfumes

Lo más corriente es habituarse a un olor cuando pasamos un rato expuestos a él. Pero a algunas personas les pasa justo lo contrario.

¿Tienen relación los olores con el dolor de cabeza?
¿Tienen relación los olores con el dolor de cabeza?

¿La colonia que se ha puesto hoy el pasajero del asiento de al lado te produce dolor de cabeza? ¿Te estalla el coco cada vez que hueles el friegasuelos que usa el portero de tu edificio? ¿O tal vez es ese intenso olor a tinta que emana de las copisterías el que te revuelve el estómago? En todos los casos, tu diagnóstico es el mismo: hipersensibilidad química.

Normalmente, cuando permanecemos un largo período de tiempo expuestos a un determinado olor, la percepción de las moléculas que lo generan disminuye progresivamente. Por decirlo de algún modo, el olfato y el cerebro se 'habitúan' y bajan el volumen del olor. Hasta acabar por ignorarlo.

Sin embargo, a una de cada diez personas aproximadamente les ocurre justo lo contrario: que perciben que el olor se hace cada vez más fuerte, aunque su concentración no varíe. ¿Por qué? Escáner y electroencefalograma en mano, Linus Andersson, investigador de la Universidad de Umeå (Suecia), demostró hace unos años que, mientras en el común de los mortales la actividad cerebral se reduce progresivamente tras exponerse al olor de un perfume durante una hora completa, en las personas hipersensibles a olores intensos la actividad cerebral se mantiene constante. Y es esa incapacidad de habituarse al olor lo que les provoca malestar y cefalea.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios