Sociedad

Heraldo Joven

Hogar

Aclarar los platos antes de meterlos al lavavajillas: un error que (casi) todo el mundo comete

Este electrodoméstico nos libera de la ardua tarea de lavar los platos, pero necesita suciedad para llevar a cabo su cometido de la forma más eficaz. Y nosotros, a veces, no le dejamos. 

Lavar
Aclarar la suciedad de los platos supone un elevado gasto de agua, además de que no permite que el lavavajillas realice su tarea con efectividad.
Freepik

Este electrodoméstico llegó a nuestras vidas dispuesto a cambiarlas gracias a su labor, que nos permite liberarnos de la ardua tarea de lavar los platos. Aunque hay utensilios de cocina que nunca se deben meter en él, el lavavajillas concede el privilegio de poder dedicarse a otros asuntos más placenteros, mientras es él el que se encarga de la limpieza de la vajilla. Sin embargo, no contentos con que otro haga este trabajo por nosotros, solemos seguir una rutina en la cocina que le complica la tarea al electrodoméstico: aclarar los platos antes de introducirlos en su interior. 

Para que la vajilla quede perfectamente limpia, existe el falso mito de que se debe enjuagar antes de que el lavavajillas comience con su tarea. Sin embargo, esta practica consigue el efecto contrario. Los detergentes que se emplean para limpiar necesitan suciedad. Por ello, si los platos ya están prácticamente limpios, los componentes del jabón serán menos efectivos. Así lo aseguran distintas marcas del sector y, también, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que, además, dispone de una lista con los mejores detergentes de lavavajillas del mercado. La única acción previa que los expertos recomiendan es retirar los restos de comida sólida con ayuda de una servilleta. 

Un gasto innecesario 

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más electricidad consumen. A este gasto se le suma, si aclaramos los platos antes de meterlos en él, un despilfarro de agua innecesario, lo que supone otro motivo más para dejar de hacerlo. No obstante, de lo que no conseguimos deshacernos es de tener que realizar, de vez en cuando, una limpieza exhaustiva a este electrodoméstico, ya que acumula más suciedad de la que nos pensamos. 

Otros falsos mitos del lavavajillas 

Desde la OCU también señalan otros falsos (y habituales) mitos que rodean a esta pieza de la cocina. Cuánto más detergente, más limpieza y la posibilidad de sustituir el vinagre por el abrillantador son dos de ellos. En el primer caso, la dosis adecuada permite aprovechar con total eficacia su potencial, mientras que, en el segundo, el vinagre puede acabar dañando tanto al electrodoméstico como a la vajilla. 

Etiquetas
Comentarios