Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

Mascotas

El truco de la Guardia Civil para saber cuándo debes sacar a pasear a tu mascota

Existen este y otros consejos para minimizar al máximo el efecto que el calor y las altas temperaturas pueden provocar en los animales de compañía.

La prevención y el sentido común son muy importantes durante la época estival.
La prevención y el sentido común son muy importantes durante la época estival.
Pixabay

El verano 2019 ya está aquí. Y, junto a él, han llegado también las habituales altas temperaturas. De hecho, la primera gran ola de calor podría situar este miércoles a Zaragoza por encima de los 44º.

Estas sofocantes temperaturas no solo afectan a los seres humanos, sino también a nuestras mascotas. El incesante calor constituye una amenaza muy peligrosa para muchos animales de compañía, que siguen necesitando salir a la calle cada día pese a que el mercurio alcance límites muy elevados.

A través de sus redes sociales, la Guardia Civil ha lanzado un truco para que los dueños sepan cuándo es buen momento para sacar a pasear a sus animales. El consejo ha sido rebautizado como ‘La regla de los cinco segundos’, ya que consiste en posar la mano durante ese tiempo contra el suelo de la calle.

De esa forma, el humano puede conocer de manera aproximada qué siente su mascota en las almohadillas de sus patas. Si la sensación de calor es muy extrema, conviene esperar unos minutos a que la temperatura baje o, al menos, la sensación térmica disminuya.

Otros consejos

Durante la época estival, todas las precauciones son pocas para evitar que el calor afecte a nuestros animales. Además de ‘La regla de los cinco segundos’, existen otras recomendaciones a tener en cuenta. Una de las más importantes, tal y como señalaba Maite Verde, directora del Hospital Veterinario de la Universidad de Zaragoza, hace unos meses en este diario es aplicar el sentido común y la prevención.

Comprobar que disponen de agua fría durante todo el día, disponer de buena ventilación en casa y evitar las horas de mayor calor o las situaciones de estrés son algunas de las claves que aportaba la experta. Como conductas a evitar, nunca se debe sumergir al animal en baños de agua fría, ya que podría sufrir una vasoconstricción que impida la disipación del calor corporal.

Etiquetas
Comentarios