Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

historia

'Zaragoza amotinada': ¿hasta dónde llega la paciencia de los aragoneses?

La Biblioteca María Moliner acoge el seminario 'Zaragoza amotinada', una visión de la Historia de la ciudad con el pueblo como protagonista.

Cartel del ciclo de conferencias 'Zaragoza amotinada'.
Cartel del seminario 'Zaragoza amotinada'.
A. P. e I. G.

"El paro juvenil, el ecologismo, el feminismo, los desahucios, la sanidad y la educación pública…nunca faltan motivos para salir a la calle", opinan Álvaro París e Ignacio García de Paso, organizadores del seminario gratuito 'Zaragoza amotinada', que tendrá lugar el martes 28 de mayo en la Biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza de 9.30 a 17.00. 

Ambos son historiadores, y consideran que "la historia tradicional que todos hemos estudiado en las escuelas o institutos se centra sobre todo en los grandes personajes, y se olvida a menudo de la gente común". Es precisamente por esta razón por la que se han embarcado en este proyecto, que engloba diez ponencias de diez jóvenes investigadoras e investigadores que abordarán la movilización popular en Zaragoza entre el siglo XVII y el primer franquismo, desde los motines en época de los Austrias hasta las huelgas generales de la II República, desde las protestas contra la guerra colonial hasta el cantonalismo". En su opinión, "prestar atención a cómo los zaragozanos y zaragozanas se han movilizado por sus intereses a lo largo de la Historia nos ayuda a entender mejor la ciudad en la que vivimos". Por lo que parece, la capital aragonesa no tiene nada que envidiar a Juego de Tronos.

En ocasiones estas revueltas prosperan y, tal y como explican, "están detrás de los derechos de los que disfrutamos hoy en día, aunque a menudo se olvide", y comienzan a enumerar: "En 1868, una movilización popular estableció el sufragio universal masculino, la libertad de prensa y el derecho de asociación tras expulsar a los borbones. La jornada de ocho horas fue una conquista de las movilizaciones obreras de principios del siglo XX, en un momento (1918-1919) en que Zaragoza fue la primera provincia española en número de huelgas. Y eso por no hablar de los derechos democráticos conquistados por las mujeres durante la Segunda República". 

De todas las revoluciones que han tenido lugar en Zaragoza, García de Paso y París destacan aquella que más ha impactado a la ciudad y a quienes la habitaban: la resistencia contra la ocupación francesa durante los Sitios. "Más que una respuesta nacionalista, los zaragozanos se levantaron en armas para defender sus hogares y su modo de vida, que sentían amenazados por el despotismo", señalan.

Cartel del seminario 'Zaragoza amotinada'.
Cartel del seminario 'Zaragoza amotinada'.
A. P. e I. G.

Desde aquello la forma de protesta ha cambiado mucho, al menos, "en apariencia": modos de protesta como "las manifestaciones, la huelga o la recogida de firmas sustituyeron a los motines de los siglos XVII y XVIII. Sin embargo, lo que queremos demostrar en este seminario es que las formas de protesta son más persistentes de lo que parece. Las huelgas existían ya en el Antiguo Egipto, mientras que los motines por el precio del pan se extendieron hasta bien entrado el siglo XX", resumen.

Y además, de pronto, llegaron las redes sociales. ¿Qué papel tienen en la denuncia de injusticias o desavenencias? Para sendos historiadores, "las redes sociales son una gran herramienta para que la gente comparta información al margen de los grandes medios de comunicación. Evidentemente, eso da lugar a la circulación de bulos y noticias falsas. Esto ya ocurría antiguamente, cuando las plazas y los mercados eran centros de rumores y pasquines, en ocasiones falsos, que servían para movilizar a la población. Como vemos, las 'fake news' no son un fenómeno nuevo. Por eso es importante tener varias fuentes de información y una conciencia crítica".

La clave de la evolución en derechos sociales ha residido durante mucho tiempo en la movilización. ¿Y ahora? Los historiadores consideran que "vivimos en un momento de grandes cambios, con fenómenos como la crisis, el auge de la extrema derecha, el cambio climático o la globalización. Sin duda, no faltan motivos para 'amotinarse', pero vivimos instalados en la percepción de que movilizarse no cambia nada. Observando el pasado, podemos comprobar que los derechos nunca son otorgados sino conquistados con mucho esfuerzo. En la Historia podemos encontrar las claves para comprender y transformar nuestro presente. Si no nos preocupamos por el pasado y lo abordamos de un modo crítico, serán otros quienes escriban la Historia por nosotros para justificar las injusticias del presente", concluyen.

Programación del seminario 'Zaragoza amotinada'

9.30

Presentación (Álvaro París e Ignacio García de Paso)

10.00

La inestabilidad de las cosas perecederas: el motín de Zaragoza de 1766 (Daniel Ochoa)

10.00

Las emociones populares de Zaragoza en el siglo XVII: la violencia colectiva y su contexto europeo (Juan Postigo)

10.00

Información política y agitación social en la Zaragoza de 1808 (Mónica Garcés)

11.30

Descanso

12.00

Espartero o muerte. Politización liberal en la Zaragoza de 1833-1843 (Daniel Aquillué)

12.00

Realismo popular y politización por las armas: el motín de los voluntarios realistas de Zaragoza de 1824 (Álvaro París)

12.00

¿La Comuna en Zaragoza? La revuelta de los Voluntarios de la República de 1874 (Ignacio García de Paso)

13.30

Descanso para comer

15.00

Zaragoza contra las guerras coloniales de finales del siglo XIX y principios del XX (Alfonso Bermúdez)

15.00

La Huelga de 36 días (abril-mayo de 1934): las claves estratégicas de un paro total y victorioso (Hubert Kurdelski)

15.00

El género y la articulación de la protesta social en el primero tercio del siglo XX (Sandra Blasco)

15.00

Conflictividad campesina en la Provincia de Zaragoza durante el primer franquismo, 1939-1956 (Óscar López Acón)

17.00

Debate y clausura (Pedro Rújula)

Etiquetas
Comentarios