Sociedad

Heraldo Saludable

Tu salud nos importa

¿Y qué haces si tu hijo se atraganta?

El atragantamiento es una obstrucción accidental, parcial o total, de la vía respiratoria por un cuerpo extraño, que provoca un cuadro repentino de asfixia. Y, si no se resuelve de forma rápida, puede causar la muerte. Por eso, es tan importante aprender a realizar la maniobra de Heimlich. 

Maniobra de Heimlich
Maniobra de Heimlich

El doctor Henry Heimlich , que fue el primero en aplicar la maniobra de comprensión abdominal que lleva su nombre, hace ya más de 4O años, y que tantas vidas ha salvado.

En lo que va de año hemos visto en los medios de comunicación noticias sobre el fallecimiento de niños y adultos por atragantamiento, pero también otras, referidas a personas que han salvado una vida realizando la maniobra de Heimlich.

El atragantamiento es una obstrucción accidental, parcial o total, de la vía respiratoria por un cuerpo extraño, que provoca un cuadro repentino de asfixia. Y, si no se resuelve de forma rápida, puede causar la muerte

El atragantamiento es un situación muy grave pero también muy sencilla de resolver. Solo necesitamos nuestras manos

¿Cómo se identifica?

Identificarás la asfixia porque la persona que la sufre pone sus manos en el cuello. Si es grave, no puede hablar ni emitir sonidos, no puede respirar. La maniobra Heimlich que describimos hoy es para realizarla en adultos y niños de 1 a 8 años. 

Pero... ¿qué puede producir un atragantamiento?

Principalmente algunos alimentos, como los frutos secos, jamón, embutidos, como chorizo o salchichón, sobre todo si tienen piel, trozos grandes de carne, calamares; también caramelos, palomitas, huesos de oliva…

¿Qué podemos hacer cuando una persona se atraganta?

  • Mantén la calma. Mientras tú ayudas, otra persona debe llamar a emergencias (112).
  • Ahora, anímale a toser. El esfuerzo de la tos puede hacer que el objeto salga. Si no, realiza la maniobra de Heimlich.
  • Rápidamente, colócate detrás y rodea su abdomen con tus brazos por debajo de los suyos. 
  • Cierra uno de tus puños con el dedo pulgar dentro de los otros y colócalo justo por encima del ombligo, pegado a él. 
  • Coloca la otra mano sobre el puño y empuja rápido y con fuerza hacia dentro y hacia arriba varias veces hasta que la persona consiga expulsar el objeto. 
  • Si está en una silla o en el suelo, igualmente colócate detrás y realiza la maniobra . Si pierde la consciencia realiza masaje cardíaco. 
  • Si es un niño (de 1 a 8 años), realiza la maniobra igual que en un adulto, con la diferencia de que debes agacharte para que tu tórax esté en contacto con la espalda del niño.
  • Si estás solo y te atragantas, en la parte alta del respaldo de la silla, una barandilla… apoya la zona donde colocabas el puño y déjate caer. Así, con tu propio peso, realizarás la maniobra . 

¿Y qué no debemos hacer?

  • No des golpes en la espalda. Seguramente el objeto se enclavará más por el impulso del golpe. Solo se pueden dar golpes en la espalda si se agacha a la persona. 
  • No intentes coger el cuerpo extraño con los dedos ni con objetos, ya que podrías empujarlo más hacia dentro, empeorando la situación. 
  • Si la persona atragantada está embarazada o es muy obesa, rodéala con tus brazos por el tórax, coloca el puño en el centro del esternón, a la altura de línea mamaria y presiona muy fuerte hacia a dentro hasta que salga el objeto o pierda la consciencia.
  • No dejes nunca a la persona sola. 
  • Para evitar el atragantamiento: no comas deprisa; no te metas demasiado alimento en la boca; procura no reírte con la boca llena; y no corras con comida en la boca. 
Etiquetas
Comentarios