Despliega el menú
Sociedad

Famosos

Julio Iglesias espera que se suspenda la vista sobre la paternidad de su supuesto hijo valenciano

El cantante dice que se someterá a la prueba de ADN si se rechaza este argumento, aunque no prevé acudir al juicio del día 30 en Valencia.

Javier Sánchez, ante los juzgados donde planteó su demanda de paternidad.
Javier Sánchez, ante los juzgados donde planteó su demanda de paternidad.
Efe/Kai Foersterling

La defensa de Julio Iglesias espera que se suspenda por ser "cosa juzgada material" la vista que está previsto que se celebre el próximo jueves 30 de mayo ante el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia, donde se deberá esclarecer la presunta paternidad sobre el valenciano Javier Sánchez, que reclama ser reconocido como hijo del cantante.

Sánchez, de 43 años, fue reconocido en 1992 por un juzgado de Valencia como hijo de Julio Iglesias. Sin embargo, posteriormente la Audiencia provincial, en una sentencia ratificada por el Supremo, revocó esa declaración al entender que el hecho de que el intérprete no se hubiera sometido a la prueba de paternidad no era motivo suficiente para declarar ese vínculo entre ellos.

El abogado del artista, Fernando Falomir, ha señalado también que esta circunstancia ya se dio en el juicio que sobre los mismos hechos se iba a desarrollar en Málaga, dado que, tras ser convocadas las partes, se suspendió para decidir si se trataba de un asunto ya juzgado y así se decidió, en una decisión que posteriormente ratificó la Audiencia provincial.

En el juicio señalado para el próximo día 30 en la Ciudad de la Justicia de Valencia, la defensa de Julio Iglesias reincidirá en que se trata de un asunto ya juzgado.

Por tanto, espera que la prueba en la que se basó la demanda de filiación que se presentó en Valencia contra Iglesias en septiembre de 2017 -que la parte demandante realizó de forma particular con restos extraídos de la basura de uno de los hijos del cantante y que le atribuía la paternidad de Sánchez en un 99 por ciento- no llegue a ser valorada por el Juzgado, puesto que de estimar el argumento de cosa juzgada, no se tendría que llevar a cabo la vista.

Pese a ello, Falomir indica que el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia solicitó al cantante una prueba de ADN anticipada al juicio y, de no estimarse sus alegaciones, no pondrán "ningún problema" a la realización de esta comprobación.

Por otro lado, el letrado ha explicado que Julio Iglesias le preguntó si era necesario que se presentara al juicio del día 30, a lo que el abogado le indicó que no tenía obligación de hacerlo porque "su presencia no iba a ayudar a resolver nada".

Por tanto, dado que el artista reside "a miles de kilómetros", ha insistido en que su presencia no es "necesaria" y cree que finalmente el cantante no viajará a Valencia, aunque ha precisado en que todavía no lo ha confirmado.

Etiquetas
Comentarios