Sociedad

Heraldo Joven

cine

Javier Gimeno: "Los jóvenes tenemos que intentar cambiar las cosas, no lo va a hacer nadie por nosotros"

El realizador y director zaragozano presentó el pasado viernes el corto 'Millennial', que retrata la precariedad de la generación "más preparada de la Historia".

Cartel del cortometraje 'Millennial', de Javier Gimeno.
Cartel del cortometraje 'Millennial', de Javier Gimeno.
Simón Aranda

El trabajo, la responsabilidad, la ambición, el dinero, el amor y los sueños son los pilares que componen el cortometraje 'Millennial', una historia que "retrata la precariedad de la generación más preparada de la Historia", a la que ha dado vida el realizador y director zaragozano, Javier Gimeno, a quien han llegado a decirle que su trabajo es "como la vida misma". 

Este corto es su quinto trabajo, tras 'El último trago' (2015), 'Framing' (2016), 'Niebla' (2017) y 'Noche de Reyes' (2017) y el jueves 23 de mayo habrá de nuevo otra oportunidad para ver Millennial en Zaragoza. Será en la filmoteca a partir de las 20.00, en una sesión con otros ocho cortometrajes más, dentro de la programación de Zaragoza en Corto.

Seis hojas de guion y meses de trabajo dieron lugar a este cortometraje que se presentó el pasado 10 de mayo en el Centro de Historias de Zaragoza y que recoge la historia de Eva y Sergio (interpretados por Alba Gállego y Diego López), dos jóvenes que se enfrentan a un modo de vida que se aleja de las expectativas que siempre tuvieron y tratan de sobrellevar, cada uno, a su manera, la decepción de no poder alcanzar sus sueños. "Ambos personajes tienen mucho de mí. He hecho este corto porque esto es lo que he vivido y así es como me he sentido. Uno de los personajes es más idealista y otro más conformista, pero ambos son 'yo', en distintas etapas de mi vida".

La historia nace “a partir de historias que yo he vivido y he conocido de gente cercana a mí”, añade Gimeno. “Creo que ahora hay más facilidades que antes para estudiar, nuestros padres quizá no tenían el dinero suficiente para estudiar tanto. Nuestra generación ahora, a través de la suya, tiene más facilidades, en cuanto a centros, internet, más dinero, etc. porque ellos nos dan la oportunidad. Pero por otro lado hay una situación muy precaria en la que o no hay trabajo, o tienen unas condiciones muy malas, o necesitas experiencia, sin ella no te cogen en ningún sitio, tienes mucha formación y eso también se convierte en un problema, tienes que elaborar dos currículos distintos, uno con lo que has estudiado, otro quitándote la carrera y añadiendo solo la experiencia laboral que hayas tenido en hostelería, almacén o de lo que quieras encontrar... Y aún así puedes estar 5 o 6 meses hasta que aparece una oportunidad como mozo de almacén, que es la profesión que me ha dado dinero a lo largo de los años y la que ejercía cuando rodé el corto", repasa el director.

Pero Gimeno no es el único que se siente identificado con esta situación: "durante el rodaje, éramos diez (Alba Gállego y Diego López, actores, Dani Caudevilla, director de arte y vestuario, Eduardo García, cámara y dirección de fotografía, Daniel Perales, gaffer, Adrián Almorín, en sonido en directo y postproducción, Mario Amatriain, en postproducción de vídeo, Jaime Serrano, como ayudante de dirección y claqueta, Laura Hevia, ayudante de producción y script y Jana Vicente de Vera, en maquillaje), explica, "y, de todos los que estábamos allí, solo una persona se gana de la vida con esto". Las entrevistas del 'making off' del cortometraje son la prueba de ello. "Para preparar este personaje, no creas que he tenido que imaginar mucho", responde Diego López, actor que encarna a Sergio, y añade "yo me siento muy identificado". Opinión que comparte su compañera de el rodaje, Alba Gállego: "Es la realidad, todos hemos tenido algo cercano a lo que está pasando en esta historia". La guinda del pastel tuvo lugar en la presentación en Zaragoza, cuando "muchos levantaron la mano" cuando se les preguntó si se sentían identificados con el corto.

Por ello, el director zaragozano considera que “hay que buscar una situación equilibrada, una estabilidad. Cuando tienes un trabajo y no te gusta, al principio sí que estas muy activo y buscas alternativas. Pero luego, como es complicado, al final la gente se rinde y se resigna. Igual puede reactivar esa búsqueda de trabajo hasta encontrar algo que realmente le llene. Los jóvenes tenemos que intentar cambiar las cosas. Es todo muy complicado, pero si no lo intentamos nosotros, no lo va a intentar nadie por nosotros". ¿Cómo? "Quizá una de las maneras sea poder decir ‘basta’. Cada uno tendrá sus problemas, sus temas económicos y personales. Pero el poder decir: ‘yo no me presto a que me exploten por 200 euros al mes. Quiero un salario digno y me merezco más’, puede ser una forma. Pero cada uno tendrá su situación, no siempre es fácil”.

Pero, pese a todo lo complicado que pueda resultar dedicarse lo que uno quiere, Gimeno invita a no abandonar: "Cuando cerramos la puerta de aquella casa todo se quedó allí. Fue duro haber saboreado lo que nos gusta hacer y al día siguiente ir a nuestros respectivos trabajos. Pero lo importante es intentarlo, y no renunciar a lo que nos gusta".

Rumbo a festivales

Siete son los festivales que han reconocido el trabajo de Gimeno en ‘Millennial’, por el momento:

• Selección Oficial Muestra Internacional De Cortometraje Solidario y Sensibilización De Ciudad Real.

• Nominación a mejor actor Gala Clack 2019 (Zaragoza).

• Semi Finalista en Lisbon Film Rendezvous (Portugal).

• Third Place Cinematographer of March 12 Months Film Festival (Rumania).

• Official Selection 9th Dada Saheb Phalke Film Festival-19 (India).

• Selección Oficial Festival de cine infantil y juvenil Cinemegaguay (Almería).

• Selección Oficial Zaragoza en Corto.

No obstante, desde el principio el objetivo de Gimeno ha estado claro: "'Millennial' es un cortometraje de denuncia, no tiene otro propósito que se vea, que la gente lo sienta y les despierte cosas. Y no solo gente joven, aunque se titule 'Millennial'. Es la muestra de mi generación y de mis experiencias, pero es aplicable a la gente de 20, 30, 40, 50, 60 años. La persona de 40 esta en la misma situación que nosotros pero lo tiene todavía más complicado. Ha habido gente de 50 años que me ha dicho que se ha dado cuenta de que no está haciendo lo que quiere son su vida, y al ver el corto me he planteado si estoy perdiendo el tiempo. Esto es brutal, que alguien se abra así".

Etiquetas
Comentarios