Despliega el menú
Sociedad

educación

Carme Timoneda: "El cerebro de los adultos del mañana se construye en nuestras aulas"

Nacida en la provincia de Gerona en 1961, es experta en neuropsicopedagogía. Dio una charla dentro del ciclo Educar para el Futuro de Ibercaja.

Carme Timoneda, en el patio de la Infanta de Ibercaja.
Carme Timoneda, en el patio de la Infanta de Ibercaja.
Toni Galán

¿Para qué sirven las notas?

Para estar tranquilos y tener la confirmación de una evaluación, pero si me pregunta si creo que tienen un componente educativo, lo dudo. En todos los casos no.

¿Es el reflejo de lo que un alumno aprende?

Puede ser el resultado de cómo una persona ha respondido a unas preguntas. Pero depende tanto...

¿Cuál sería la escuela ideal?

Aquella en el que el niño es el centro y se le trata como persona. Aprende, evidentemente, pero sobre todo hay una adecuación emocional que está en el día a día.

¿Hoy no es así?

En general, no. Habrá casos en los que sí, pero creo que aún estamos lejos.

¿Y cómo se abordan las emociones en los niños?

Que las trabajen los docentes es el primer paso. Es necesario estar convencidos de la gran importancia que tienen las emociones y de qué estamos hablando. A veces confundimos emoción con hablar de las emociones o con identificar qué me está pasando. Es cuestión de aprovechar lo que nos aporta la neurociencia para saber cómo intervenir.

Se trataría de incorporarlas en la rutina, más que como asignatura.

Las emociones son la vida y la vida es emoción. De esta manera, están en los centros educativos desde que entramos hasta que salimos, y no hay que tratarlas como si fueran una materia más.

¿Los deberes son necesarios?

Para mí, no. A ver, volvemos a lo mismo. Toda tarea tiene que tener un sentido.Sería como lavar los platos que ya están limpios. Es el docente el que tiene que tener criterio y replanteárselo.

¿Qué le diría al niño que tiene que memorizar las tablas de multiplicar?

Lo mismo. Si es un contenido que va a necesitar o usar habría que ayudarle a que pueda memorizarlo de la mejor manera, pero si no es necesario, no tiene sentido.

¿Habla de replantear la escuela?

Yo creo que sí. Igual soy un poco revolucionaria, pero creo que tenemos una tradición que nos pesa mucho.

¿Cómo debería abordarse la neurociencia en la educación?

Aún es pronto, pero no somos conscientes de la gran importancia que tiene conocer los avances para entender cómo funciona el cerebro. Y entender las emociones realmente desde su origen, saber cómo se producen, procesan y gestionan, y también en el aprendizaje. Y cuando la neurociencia vaya avanzando y calando un poco más creo que va a propiciar cambios importantes.

Defiende el estudio del cerebro para avanzar en el aprendizaje.

Sí. Sería como el análisis de un motor para progresar en la mecánica. Si aprendemos es gracias al cerebro, evidentemente no lo conocemos todo, ni somos neurólogos. Pero hay que tender puentes entre los descubrimientos de la neurociencia, cómo madura el cerebro y cómo funciona en general. El cerebro de los adultos del mañana se está construyendo en nuestras aulas.

¿Qué opina del aprendizaje de la lectoescritura?

Según la neurociencia, un niño está preparado para leer a los 6 años. En algunas escuelas hay bastante presión si los niños pasan a primaria sin conocer las letras con un mínimo de base de lectoescritura. Un niño necesita jugar, sentirse tranquilo, bien y disfrutar.

¿El profesorado incorpora estos avances neurocientíficos?

Llevo dedicándome a ello más de 20 años y es algo de lo que estoy convencida e intento transmitir.

¿Qué es la educación emocional?

Saber cómo se gestan las emociones, cómo las procesa el cerebro del niño. A veces los problemas de conducta o dificultades de aprendizaje tienen una explicación que entendemos mejor si comprendemos el mundo emocional.

Es difícil pedir a un niño que controle sus emociones...

Están en formación. Teóricamente, un adulto ha tenido más oportunidades para haber aprendido a gestionar sus emociones. A los niños hay que darles los recursos para que puedan hacerlo.

¿Esto creará alumnos más brillantes académicamente?

Académicamente no lo sé, pero como personas creo que sí.

Etiquetas
Comentarios