Sociedad

curiosidades

La alianza devuelta a un zaragozano 37 años después de perderla en el mar y otras joyas recuperadas

El caso de Manoli Cuenca, que tiene ya en su poder la medalla que perdió en Zaragoza el 16 de abril, no es el único con final feliz. 

Jessica entrega a Agustín el anillo de boda que perdió en el mar hace 37 años, en presencia de Juani.
Jessica entrega a Agustín el anillo de boda que perdió en el mar hace 37 años, en presencia de Juani, en el otoño de 2016.
Raquel Labodía

Manoli Cuenca recuperó este lunes en Zaragoza la medalla de oro que extravió el pasado 16 de abril. David Barcelona la encontró cuando salía a correr como cada martes y la guardó. El tiempo, las redes sociales y la aparición de la noticia en Heraldo.es dieron sus frutos y permitieron a esta vecina de Sabiñán recuperar una joya cuyo valor sentimental no tiene precio. No es la primera vez que una joya vuelve a manos de sus dueños gracias, primero, al hallazgo por parte de algún ciudadano de bien de la misma, y segundo, a la eficaz transmisión de la noticia por las redes sociales y medios como Heraldo.es.

Uno de los casos más increíbles que se recuerdan tuvo como protagonistas a la joven Jessica Cuesta, instructora de buceo, y un matrimonio zaragozano que había perdido su alianza de bodas 37 años antes en la isla de Benidorm. Jessica estaba impartiendo una clase de buceo cuando halló el anillo en el fondo del mar, a unos 7 metros de profundidad.  Era agosto de 2016.

La joven colgó en Facebook el mensaje tratando de localizar a sus dueños con las pistas que tenía, la fecha grabada en la alianza, 17-02-1979. Al principio no dio resultado, pero tras publicarlo una segunda vez un mes después acompañado por una fotografía, obtuvo el efecto deseado. De hecho, tal fue el impacto de la publicación que fue compartida por más de 78.000 personas.    

El zaragozano Agustín Aliaga y Juani Sánchez son la pareja protagonista de la historia. El 17 de febrero de 1979 Agustín y Juani se casaron en Benidorm. "Yo estaba allí por cuestiones laborales y Juani ha vivido toda la vida en esa zona. De este modo, nos conocimos y nos casamos", explica. Sin embargo, cinco meses después de la boda, este zaragozano perdió la alianza mientras nadaba. "Mis suegros tienen por costumbre ir un día de julio a comer a la isla de Benidorm, así que nos fuimos a pasar el día. De repente, nadando, me di cuenta de que se me había caído el anillo, volví al agua y lo busqué durante un buen rato, pero no tuve suerte", relata.

Después de que Jessica publicara en Facebook el hallazgo, una sobrina que vive en Benidorm avisó a Agustín y a Juani. Y la propia Jessica acudió a Utebo a devolver la alianza a su dueño. 

Este caso es extraordinario, pero también ha sido posible recuperar anillos de compromiso y otras joyas vía redes sociales. 

 

Etiquetas
Comentarios