Despliega el menú
Sociedad

La Fiscalía propone una reforma para que los conductores no se avisen de controles y radares por apps

El Ministerio Fiscal está recabando información sobre qué está ocurriendo en los controles diarios, en qué medida están siendo perjudicados por las redes y quiénes son sus usuarios.

Control de los Mossos d´Escuadra.
Control de los Mossos d´Escuadra.

La Fiscalía de Seguridad Vial está estudiando si propone una reforma legal para los avisos entre conductores, a través de apps y redes sociales, de los controles de velocidad, de alcohol y/o drogas o para saber la ubicación de radares.

Según ha anunciado este jueves 11 de abril el Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, el Ministerio Fiscal está en estos momentos recabando información sobre qué está ocurriendo en los controles diarios, en qué medida están siendo perjudicados por estas comunicaciones, cuáles son las fuentes de información de esos avisos o quiénes son los usuarios que realizan esas comunicaciones.

Una vez recogida toda esa información, que ha pedido la Fiscalía en un oficio a las Policías Judiciales de Tráfico del país, se propondrá dicha reforma, que podría ser o bien de la Ley de Seguridad Ciudadana o de la Ley de Seguridad Vial, para poder evitar los perjuicios que causan estas comunicaciones sobre la ubicación de controles policiales o de radares. "Si llegamos a la conclusión de que es necesaria (una reforma legal), la propondremos en la Memoria de la Fiscalía General del Estado", ha señalado.

"Lo que no se puede es, en esas apps, indicar la ruta de un coche patrulla, eso no se puede hacer", ha advertido Vargas, que considera que este estudio supone "una llamada de atención ética".

El Fiscal destaca que los controles policiales en carretera son "esenciales" y "claves" para reducir la siniestralidad vial, y estos avisos a través de herramientas que utilizan Internet, están perjudicando la estrategia de seguridad vial, obstaculizando dichos controles, lo que supone un "riesgo". Además, dichos avisos entre los conductores obligan a los agentes de Tráfico a hacer controles itinerantes, de corta duración y en lugares de escaso tráfico.

En todo caso, sugiere llegar a "fórmulas de equilibrio" entre la libertad de utilización de las redes sociales y demás herramientas tecnológicas, y entre la Seguridad Vial.

En cuanto a los inhibidores o detectores de radares, el Fiscal ha lamentado la existencia de un "problema cultural y de educación", pues precisamente se ha detectado que conductores "echan a correr" una vez han pasado el tramo donde se ubica el radar.

Con todo ello, Vargas concluye que cuando hay un aviso de presencia policial no solo existe un perjuicio en el ámbito de la Seguridad Vial, sino en otros delitos. "Al crearse últimamente avisos de presencia de la Policía en determinados lugares de las vías, pueden frustrarse actuaciones de los agentes dirigidas a la investigación o persecución de otras formas delictivas de mayor gravedad como el tráfico de drogas o actividades terroristas", ha indicado.

Uso de móviles

Por otro lado, en el oficio de la Fiscalía también se ha dado instrucción de poder investigarse las llamadas por teléfono del conductor si esta información es relevante en la investigación de un accidente de tráfico.

Serán las Policías quienes puedan solicitar al juez el acceso a estos datos (quedará excluido en todo caso el acceso al contenido de la comunicación), si es necesario para la investigación del delito.

Según el escrito de la Fiscalía, se podrán solicitar datos que permitan rastrear e identificar el origen y el destino de una comunicación, determinar la fecha, hora y duración de la comunicación, e identificar el tipo de comunicación y la localización del dispositivo con el que se ha realizado.

Ya el año pasado la Fiscalía inició un estudio jurídico sobre la posibilidad de poder acceder a los datos sobre las llamadas de los conductores implicados en un accidente, pero no ha sido hasta ahora cuando se han dado instrucciones precisas al respecto. "Es una herramienta importante de investigación", comenta Vargas.

Retirada de patinetes y controles

Por otro lado, el fiscal ha pedido en dicho oficio a las policías la posibilidad de poder intervenir y retirar de la vía pública los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), entre los que se incluyen los patinetes eléctricos, siempre que estos generen un riesgo para los peatones o bien por deficiencias técnicas del VMP, dado que para la Fiscalía se aplica del mismo modo la Ley de Seguridad Vial sobre estos vehículos.

En este sentido, considera igualmente que los usuarios de estos vehículos podrán ser sometidos a controles de alcohol y/o drogas, al igual que los ciclistas, si bien será decisión de la policía hacer dichos controles.

Asimismo, el fiscal también ha pedido información sobre siniestralidad de ciclistas y motoristas de empresas de reparto, pues según Vargas, debido a sus condiciones laborales y situaciones de estrés y tensión, pueden estar generando riesgos en la seguridad vial.

Etiquetas
Comentarios