Despliega el menú
Sociedad

educación

En la era de las TIC, el grabado sorprende a los más jóvenes y despierta su creatividad

El Taller del Grabado de Fuendetodos (Zaragoza) organiza actividades didácticas para todas las edades y en familia. Una forma diferente y atractiva para acercarse a la obra gráfica de Goya, donde nació el genio    

El taller tiene una duración aproximada de una hora y media; cada alumnos realiza su propio grabado y se lleva una copia a casa
El taller tiene una duración aproximada de una hora y media; cada alumnos realiza su propio grabado y se lleva una copia a casa
Amelia Binaburo

Aunque todo comenzó como una forma de aprendizaje, cuando Goya era joven y se estaba formando para ser pintor, los que lo conocen bien, porque les apasiona su obra y la han estudiado al milímetro, dicen que sus grabados tal vez sean el producto más puro de su pensamiento, en cuanto a lo que él entendía por ser artista; que en ellos se mostró con total libertad; y que pronto, muy pronto, descubrió sus grandes posibilidades creativas y su potencial como método de enseñanza y para difundir su obra.

EL TALLER GRÁFICO ANTONIO SAURA DE FUENDETODOS

Y Pascual Adolfo López, artista y maestro estampador, sabe cómo transmitir a los más jóvenes todas esas posibilidades creativas que ofrece el grabado, en los talleres que imparte y dirige en el Taller de Arte Gráfico de Fuendetodos, la tierra de Goya, donde se puede contemplar una extraordinaria selección de su obra gráfica, en el Museo del Grabado de Goya: 22 estampas de la serie de ‘Los Disparates’ (1815-1824); 40 de ‘La Tauromaquia’(1816); 82 de ‘Los Desastres de la Guerra’ (1810-1815) y 80 grabados de la serie ‘Los Caprichos’ (1799).

El Taller de Arte Gráfico, creado en 1994 e impulsado por la Fundación Fuendetodos Goya, que lleva el nombre del pintor oscense Antonio Saura (1930-1998), es un edificio de doble planta y dispone de instalaciones para la práctica del grabado calcográfico y en relieve.

MÁGICO, SORPRENDENTE Y QUE ENTUSIASMA

Desde 2011, Pascual, entusiasmado por esta técnica ya desde que hiciera Bellas Artes, ha permanecido vinculado a este taller por el que han pasado grandes grabadores y estampadores, como Kovachev, Zachrisson, Capa, Monir, Günter Grass, Premio Nobel de Literatura en 1999, o Alberto Corazón, cuya obra puede verse expuesta, hasta el 16 de junio, en la sala Ignacio Zuloaga, de los que ha «recogido toda la sabiduría» que ahora pretende transmitir. Cerca de 10.000 personas, sobre todo grupos escolares procedentes de Aragón, del resto de España y de Francia, se han dado cita en sus aulas, atraídas por la obra gráfica de Goya. Y es que, como explica y siente Pascual, el grabado es "mágico", porque se trabaja "como a ciegas, sobre una plancha, y cuando los chavales ven el resultado, todos se sorprenden".

"El grabado exige mucha concentración, grabar una plancha de metal no es sencillo, tienen que poner mucho de sí mismos, evadirse de todo, relajarse"  

En la era de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, son muy pocos los escolares que conocen esta expresión artística, pero, cuando la descubren, "se entusiasman". "Muchos–continúa el grabador– terminan el taller incluso aplaudiendo". Además, el grabado requiere de mucha "concentración"; "grabar una plancha de metal no es sencillo –apunta– y tienen que poner mucho de sí mismos, evadirse de todo, relajarse…". Lo dicho, es algo "mágico", "fantástico".

En pleno proceso, muy concentrados, trabajando sobre las planchas en el Taller de Grabado de Fuendetodos
En pleno proceso, muy concentrados, trabajando sobre las planchas en el Taller de Grabado de Fuendetodos
Amelia Binaburo

El taller de grabado, que tiene una duración de, aproximadamente, una hora y media, está dirigido a todas las edades, a partir de 5 años, aunque, para los más pequeños de la familia (3-4 años), se ha diseñado un taller de grabado infantil, de menor duración y adaptado a sus necesidades. Durante la actividad, cada uno crea su propio grabado y, por supuesto, se lleva una copia a casa. El principal objetivo de esta actividad, explica Amelia Binaburo, coordinadora y gestora de los talleres de grabado de Fuendetodos, "es que todos puedan conocer más de cerca la técnica empleada por Goya, llamada ‘punta seca’".

LA TÉCNICA QUE UTILIZABA FRANCISCO DE GOYA

Se trata de un tipo de grabado directo en hueco, es decir, que la grabación se realiza directamente sobre las planchas de grabado, que suelen ser láminas de zinc, cobre o de acrílico o plástico. Para ello, nos explican, "hacemos pequeñas incisiones y líneas con un instrumento con forma de lápiz y con la punta fina de metal muy afilada".

En esta técnica, continúan, la punta deja unas pequeñas rebabas o rebarbas en la plancha, que son los surcos que se van haciendo, debido a la incisión, que produce un levantamiento. Pueden producirse en un lado de la línea del surco o a ambos lados, dependiendo del ángulo de inclinación de la punta sobre la superficie. Si el ángulo es de unos 45 grados, la rebaba se produce en el ángulo contrario, pero si se trabaja con 90 grados, se genera a ambos lados de la línea. Por eso, las planchas no soportan muchas estampaciones, ya que la rebaba comienza a ceder ante la presión de la prensa; "y, por eso, desde su cuarta edición –interviene Amelia–, la plancha de ‘Los Caprichos’ de Goya está muy deteriorada, con los detalles de punta seca desaparecidos en su totalidad". ¿Y cómo se hace la estampación? "Pues entintando la lámina –responde el profesor del taller–. Limpiándola, primero, y, después, colocando un papel húmedo encima, se introduce la lámina en la prensa".

En el Taller de Grabado, manejando la prensa
En el Taller de Grabado, manejando la prensa
Amelia Binaburo

DESARROLLAR LAS CAPACIDADES CREATIVAS

Pascual insiste en que el grabado "es un medio de expresión, una manera de sacar lo que llevamos dentro"; y, en este sentido, "mi función como creador, como artista –argumenta– es que los más jóvenes comiencen a desarrollar esas capacidades creativas que tienen arrinconadas; que comprendan que todos somos creativos. Y se estimulan muchísimo dibujando o durante el proceso del entintado". "¡Queremos que se entusiasmen!", exclama. Y lo consigue, porque, un elevado porcentaje de grupos escolares que prueba, repite. Y no es de extrañar, si, tal y como dice, Goya está siempre presente en estos talleres, "no solo por su obra, sino por la energía que desprende, y nosotros formamos parte de esa energía. Goya es más que un nombre, es un adjetivo calificativo". El grabador, se "duele" de la falta de creatividad, de emoción y de sensibilidad artística que, por lo general, detecta en la mayoría de escolares que pasan por estos talleres y reivindica "el poder de esta técnica artesanal, de esta vuelta al pasado, a la calma, cómo estímulo para que se inicien en el arte".

En la fase de entintado
En la fase de entintado
Amelia Binaburo

GRUPOS ESCOLARES, TALLERES FAMILIARES...

Amelia Binaburo recuerda que esta actividad no es solo para grupos escolares, sino que está abierta también a las familias y que se organizan cursillos de diferentes especialidades y niveles de aprendizaje –desde escolares hasta especializados en cualquiera de las facetas de grabar y estampar láminas–. "Queremos convertir Fuendetodos en punto de referencia nacional e internacional en todos los aspectos relacionados con el grabado".

Y, al final, sorpresa y satisfacción
Y, al final, sorpresa y satisfacción
Amelia Binaburo

COMO PARTICIPAR EN LOS TALLERES

Para participar en los Talleres de Grabado de Fuendetodos tan solo hay reservar con un día de antelación, llamando a los teléfonos: 669 094 303 / 976 143 895 o a través de los correos electrónicos: fuendeverde@fuendetodos.org o fuendetodos@fuendetodos.org. Toda la información, en: https://fuendeverde.es/.

Sin duda, una iniciativa perfecta, en familia, para esta Semana Santa.

Etiquetas
Comentarios