Sociedad

Análisis

Redmi Note 7: 48 megapíxeles y 4.000 milamperios por menos de 200 euros

Por solo 180 euros el Redmi Note 7 ofrece una cámara decente, fluidez y un buen depósito

El Redmi Note 7 de Xiaomi
El Redmi Note 7 de Xiaomi
Heraldo.es

Cámara, batería, diseño y fluidez son los cuatro pilares básicos de un buen teléfono y el nuevo Redmi Note 7 de Xiaomi parece cumplirlos todos por solo 180 euros, al menos sobre el papel.

Lo que más sorprende de este ‘smartphone’ es que, si sumamos los megapíxeles de todas sus cámaras (48+5+13), alcanza la titánica cifra de 66, lo que supone menos de 2,5 euros el megapixel. Pero el ratio ‘más Mpx/mejores fotos’ no es exacto. Teléfonos de gama media y alta con lentes de solo 12 Mpx consiguen mucho mejores resultados que este terminal con los 48 de su lente principal. Factores como la apertura focal (1.8) o el tamaño y, sobre todo, la calidad del sensor influyen mucho.

El Redmi Note 7 ofrece fotos de buena calidad y detalle con mucha luz, aunque con tonos un poco apagados y rango dinámico algo pobre. Para fotos nocturnas cuenta con un modo noche que combina varias tomas y tiene un sensor secundario de 5 Mpx para el modo retrato. En vídeo no cuenta con estabilización óptica y el nivel del detalle y contraste es escaso, a pesar del gran tamaño de los archivos resultantes.

En cuanto al rendimiento, estamos ante un terminal muy fluido, al menos con la configuración de 4 GB de RAM con 64 GB de almacenamiento –que es la que hemos podido probar– que aumenta el precio a 200 euros, frente a las de 3+32 GB que cuesta solo 180.

El Snapdragon 660 con la Adreno 512 de compañera no solo le da buenos resultados en los test de rendimiento, sino que le otorga muy buen comportamiento a la hora de ejecutar las aplicaciones y juegos más nuevos a un nivel de exigencia gráfica media.

En cuanto al ‘software’, la buena noticia es que incorpora Android 9, la mala es que la personalización de Xiaomi con MIUI –una versión del sistema operativo del iPhone con regusto oriental– sigue sin convencernos. Lo peor es que, a pesar de contar con espacio de sobra para mostrar las notificaciones estas permanecen ocultas al usuario que solo las verá al deslizar el dedo y desplegar todo el cajón de avisos.

Los 4.000 miliamperios del Redmi Note 7, junto con un consumo moderado del procesador y un software optimizado, facilita un comportamiento excelente en cuanto autonomía. El móvil aguanta sin problema 18 horas de una jornada exigente y hasta dos días de uso moderado. La carga rápida permite rellenar un 30% del depósito en 30 minutos.

Aunque carece de los extras propios de la gama media y alta como la carga inalámbrica, la resistencia al agua o la conexión NFC, por 180 euros Xiaomi ofrece un terminal fluido y potente, con una cámara decente y una autonomía notable. Su pantalla IPS no tiene colores tan vivos como una Amoled, pero su resolución es Full HD y los marcos están bastante reducidos. Aunque es un terminal algo grueso y pesado, cuenta con conector de auriculares, puerto de infrarrojos para hacer de mando a distancia y un altavoz de potencia elevada.

Etiquetas
Comentarios