Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

Televisión

‘La caza. Monteperdido’: Ana tiene la llave de la investigación

Esta noche (22.40) se emite el segundo capítulo de la serie de TVE, que cosechó un importante éxito en su estreno con 2,4 millones de espectadores.

descarga
Instante en el que la pequeña Ana regresa tras cinco años desaparecida.
RTVE

La 1 de TVE emite esta noche (22.40) el segundo capítulo de su nueva serie, ‘La caza. Monteperdido’, un thriller psicológico basado en la desaparición de dos niñas cuya investigación encontrará a su paso mentiras y secretos inesperados.

Tras su exitoso estreno el pasado lunes, donde cosechó un 15,2% de cuota de pantalla y 2,4 millones de espectadores en el mejor estreno de ficción de la cadena desde septiembre de 2017, esta noche llega la segunda entrega. En ella, el teniente Santiago Baín y la sargento Sara Campos son conscientes de la importancia de Ana para resolver el caso.

Tras cinco años de secuestro, la pequeña ha regresado y es ahora el eje principal de la investigación para tratar de esclarecer qué sucedió entonces. Sin embargo, el testimonio de Ana apenas aporta información. La joven es incapaz de identificar a su captor ya que siempre utilizaba una máscara, por lo que el trabajo de los agentes se centra en tratar de localizar el zulo donde estuvieron secuestradas las pequeñas.

Durante este segundo capítulo, titulado ‘Trémols’, Baín y Campos se percatan de que la persona que buscan es de la propia localidad de Monteperdido.

Marcado protagonismo oscense

La serie de TVE, protagonizada por la oscense Megan Montaner, cuenta con un notable acento aragonés. No solo por la ubicación central de la trama, sino por el entorno donde fue grabada la trama. Las calles de Benasque y Cerler fueron las escogidas para representar el pueblo de Monteperdido, mientras que diferentes secuencias fueron grabadas en términos como Llanos del Hospital, el barranco de Remuñe, la Besurta, los bosques de Benasque, Sesué, Sahún, el Congosto de Ventamillo, Senarta o el río Ésera.

Además, la banda sonora de la serie, que juega un papel diferencial en la ambientación de la misma, corre a cargo del compositor oscense Juanjo Javierre, encargado de elaborar piezas contemporáneas que evocan a antiguas melodías pirenaicas.

Etiquetas
Comentarios