Sociedad

redes sociales

¿Y si no todas las parejas tienen un lado de la cama?

Un periodista irlandés abre la caja de los truenos en Twitter al confesar que su mujer y él no duermen todas las noches en la misma parte de la cama.

bed-3991871_1280
Cada pareja se reparte de una manera los lados de la cama.
HA

Hay quien dice que las mujeres suelen elegir el lado de la cama más próximo a la puerta, la tradición oriental señala que a ellas les corresponde el lado izquierdo -el ying- y a ellos, el derecho -el yang-. Cada pareja se organiza a su manera para elegir sitio en la cama, pero en lo que todo el mundo parece estar de acuerdo es en que, una vez repartido el espacio, cada uno se queda en su lado noche tras noche tras noche. ¿O no?

Porque un periodista irlandés, Steve O'Rourke, ha revolucionado Twitter al contar que su mujer y él no tienen 'asignado' un lado de la cama, sino que cada noche duermen donde les apetece o donde surge, sin pensarlo demasiado.

"Estábamos de charla en el trabajo y al parecer, es raro que Amy y yo no durmamos en el mismo lado de la cada cada noche. Algunas noches, me gusta dormir junto a la ventana, algunas noches junto a la puerta. No es tan raro, ¿no?", ha escrito O'Rourke.

Pero resulta que sí, que a la mayoría de los tuiteros les parece bastante raro ese 'libertinaje' a la hora de dormir que practican los O'Rourke. Las respuestas han dado lugar a un intercambio de comentarios de lo más divertidos.

"¿Cómo has encontrado a alguien dispuesta a compartir la cama con quien es feliz con esas engañifas? La única razón por la que sigo con mi marido es porque tengo miedo de que una futura pareja quiera mi lado de la cama". 

"Esta es una de esas cosas que preguntan en Blade Runner para ver si eres o no un replicante.  Steve, no estoy seguro de que tú y tu señora seais realmente humanos".

"Esperad unos pocos años y Netflix acabará haciendo un documental sobre vosotros".

"Parecía un tipo normal, excepto por esa cosa rara a la hora de irse a la cama. Pero nunca pensamos que pudiera hacer algo como... No puedo explicarlo".

Las respuestas son tantas y tan convencidas, que O'Rourke les pregunta qué tiene de raro su forma de dormir. 

"Pues es qué... no sé... tienes un lado de la cama y ese es tu lado de la cama, y ella tiene el otro. Y es así. Es como decir: 'Creo que esta noche me voy a dormir a casa de los vecinos". 

A partir de aquí, la cosa se complica. El periodista contesta a este tuitero que "nadie tiene su sitio en el sofá, o en la mesa, y esto es igual, pero en otro sitio para descansar". Y claro, Twitter se vuelve loco: 

"¿¿Qué?? ¡¡Claro que lo tienes!!".

"Perdona, pero... ¿No tienes un sitio en la mesa tampoco? ¿Así que, cada vez que llegas, te sientas en un asiento diferente?? Guau".

"A ver. Tengo mi sitio en el sofá, igual que mi mujer. Si los niños están en la habitación, tengo mi butaca. Incluso tengo un rincón en el suelo que es donde juego a la Play. Son puntos fijos, como el Este, el Norte, el Sur y el Oeste".

"Solo quiero dejar oír mi voz para decir que sí, lo vuestro es muy raro, pero estoy feliz de que dos raros os hayáis encontrado".

"Pensaba que era un tipo tolerante y progresista. pero has encontrado mi límite. Que una multitud os persiga a Amy y a ti lanzando piedras hasta más allá de las murallas de la ciudad antes de que este mal se contagie".

O'Rourke no se rinde, y pide a los 'críticos' que prueben antes de crucificarlos a él y a su señora. Pero no convence a nadie. 

"¿Probarlo? ¿Probar una vida de inestabilidad, de constante y impredecible cambio? Ya hay bastante desorden en el mundo como para llevarlo al sitio de dormir. Muchas gracias".

Poco a poco, sin embargo, O'Rourke encuentra algunos apoyos. No son muchos, pero demuestran que no es tan raro dormir cada noche en un lado distinto: 

"No me parece tan rato. Mi pareja y yo llevamos 20 años haciéndolo. Me parece que lo raro es ser tan territorial sobre parte de una pieza del mobiliario".

"Acabo de echarme una siesta en el otro lado. Ha sido agradable".

Etiquetas
Comentarios