Despliega el menú
Sociedad

entrevista

Maribel Lozano: "Hay que abolir la prostitución, no basta ilegalizarla"

La activista y cineasta (Villaluenga, Toledo, 1967) presentó este lunes en Zaragoza su documental ‘El proxeneta. Paso corto, mala leche’.

MABEL LOZANO ( ESCRITORA ) / 25/03/2019 / FOTO : RAQUEL LABODIA [[[FOTOGRAFOS]]]
Mabel Lozano, este lunes en Zaragoza, hace ya años que dejó de posar ante la cámara para dirigir.
Raquel Labodía

Lleva 14 años luchando desde detrás de la cámara para erradicar la trata. ¿Qué le llevó a convertirse en una activista?

Rodé el primer documental ‘Voces contra la trata de mujeres’ en 2005 y no lo vio nadie. Nadie hablaba de este problema. Conocer a Irina, una muchacha rusa de 19 años que vino a España engañada a estudiar Medicina y que fue vendida por 3.000 euros, marcó un antes y un después. Después de rodar ‘Los ladrones van a la oficina’ quería formarme y rodar cine.

¿Qué ha sido de Irina?

Está en Madrid y se dedica a tunear coches. Es una mujer absolutamente maravillosa pero con muchos demonios también. Las mujeres que han sido víctimas de la explotación sexual tienen unas lesiones físicas y psicológicas muy parecidas a las de los judíos del Holocausto. De ese bucle no se sale porque no hay alternativas ni programas reales de inserción.

¿Hay más concienciación social?

Sobre todo hay más información, no más sensibilización. Todos los días me encuentro con gente que habla de la trata de blancas. Además, hay un componente nuevo. La pornografía se ha democratizado con las redes sociales y los chavales están accediendo a ella cada vez más pronto, con solo 11 años. Están demandando sexo de pago a muy temprana edad y como una forma de ocio y diversión.

¿Es una cuestión de educación?

La solución pasa por la educación y la legislación. Todos los partidos, incluido el que gobierna, han presentado una proposición no de ley con muy buenas intenciones, pero hay que apostar por una ley orgánica.

¿Qué siente hacia el protagonista de ‘El proxeneta’, el Músico, que llegó a traficar con más de 1.700 mujeres, pero que, arrepentido, le confesó su historia?

Creo que es un hombre muy valiente. Si esta película la hubiéramos hecho en México o Colombia estaríamos los dos muertos. Para los proxenetas las mujeres son máquinas expendedoras de dinero y él ataca a la línea de flotación del negocio, cómo se blanquea el dinero, los testaferros, los banqueros, los notarios y los cientos de parásitos de la prostitución.

¿Hay que ilegalizar la prostitución?

No, hay que abolirla. La prohibición significa políticas punitivas contra las mujeres, que son las más vulnerables y a las que hay que proteger. Yo soy abolicionista y mi modelo son los países nórdicos. No ent¡endo cómo una de las formas de violencia de género más perversas hacia las mujeres puede alguien pensar que es un oficio o trabajo como otro cualquiera. Invito a algunos hombres a pasar 15 horas al día en la ronda de un polígono industrial, sobre 15 centímetros de tacón y con 40 hombres distintos.

¿Sus próximos proyectos?

En junio voy a rodar otra historia muy fuerte y estoy escribiendo un libro con un inspector de Policía.

¿No le apetece contar vivencias menos crudas?

Los documentales me los da la vida y me llega dolor y desigualdad. Quería hacer uno sobre las mujeres chef y no ha podido ser.

Etiquetas
Comentarios