Sociedad

Heraldo Joven

ANIMALES

Adiós a los tópicos: los gatos nos quieren más de lo que creemos

Aunque tienen fama de oportunistas, los felinos disfrutan de nuestra compañía (o eso asegura un estudio).

photo-1415369629372-26f2fe60c467
Los felinos priorizan la relación con sus dueños frente a algunas necesidades vitales.
Unsplash

Para entender el extraño mundo de los gatos hace falta tener uno (y muchas ganas). Correr como un loco y sin explicación aparente a las tres de la mañana; trepar por los pantalones vaqueros cuando, por supuesto, los llevas puestos; meterse en cajas de cartón minúsculas para pasar la tarde o ‘hacer la croqueta’ por encima de la ropa que con más o menos esfuerzo has planchado son solo algunas de las mil ocurrencias que los felinos domésticos tienen a diario. Además, a todas estas actitudes hay que sumar que nos ignore la mayor parte de las veces, sobre todo, cuando nos morimos de ganas por achucharlo y acariciarlo… Está claro, ¡no les importamos! ¿O sí?

Según un estudio reciente, realizado por tres investigadoras de las universidades de Oregón y Monmouth y publicado en la revista científica 'Behavioral Processes', la fama que se han ganado los gatos como animales oportunistas, ariscos y poco constantes (en lo que a mostrar cariño se refiere) se basa únicamente en los tópicos que se han ganado a lo largo de nuestra historia compartida. De hecho, según esta investigación, los felinos priorizan la interacción con los humanos por encima de sus necesidades básicas (comida y juegos incluidos).

Las claves del estudio

Para desarrollar esta investigación, el equipo científico estudió el comportamiento de una muestra representativa de 50 gatos y evaluaron los estímulos de los mismos por grupos, teniendo en cuenta el lugar donde residían (es decir, si eran gatos domésticos o bien hospedados en refugios). Así, los animales fueron aislados durante dos horas y media y, después, expuestos a diferentes estímulos: comida, olores, interacción humana y juguetes.

Para medir el nivel de preferencia evaluaron a qué o quién se dirigía primero y también el tiempo que se mantenía en dicho estímulo, pudiendo determinar que más de la mitad de los gatos buscó primero al hombre y, además, se mantuvo con el 65% del tiempo que duraba la prueba. Además, no se dieron diferencias notables en el comportamiento de los felinos caseros y los del refugio, ya que ejemplares de ambos grupos pertenecen a la decisión mayoritaria: estar y disfrutar de la compañía (y mimos) de las personas).

Etiquetas
Comentarios