Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Reportaje

Más de mil jóvenes proyectos en el Premio Don Bosco

Sumados a todos sus predecesores, los 45 nuevos proyectos presentados a esta 32 edición del Premio Nacional Don Bosco han superado la cifra de mil. Entre las iniciativas premiadas este año, un bastón electrónico para personas con discapacidad visual, un sistema de impresión 3D multicolor, sensores que previenen la muerte súbita en bebés y un método para combina la energía solar con un motor creado en el siglo XIX.

Los jóvenes participantes no dejan de dar explicaciones y demostrar cómo funcionan sus prototipos a quienes se acercan a la exposición de proyectos del Premio Nacional Don Bosco. Su mérito no es solo tener buenas ideas, sino ser capaces de materializarlas y hacerlas funcionar, anticipando esas innovaciones que, un día, podrían llegar realmente al mercado.

Son estudiantes de formación profesional y bachillerato. Este año, 61 alumnos y alumnas, acompañados por 31 docentes en calidad de tutores, de un total de 22 centros educativos de Aragón, Comunidad Valenciana, Andalucía, País Vasco, Comunidad de Madrid, La Rioja, Galicia, Murcia y Cataluña.

A esta 32 edición se han presentado 45 proyectos, de los cuales 35 consiguieron clasificarse. El área de Innovación Tecnológica se lleva la palma, con un total de 26 proyectos: 16 centrados en las TIC y 10 de tecnologías industriales como electrónica, robótica o mecatrónica. En el área de Investigación se presentaron 9 proyectos: 3 de investigación de Ciencias y 6 de Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales y Jurídicas.

Ya son más de mil –concretamente 1.030– los proyectos presentados en la historia de estos premios, promovidos desde la Escuela Profesional Salesiana Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza en 1984 por Mario Rubio. El objetivo era, y es, estimular las capacidades innovadoras de los alumnos, conjugando el saber con el hacer y pensando en su paso al mundo laboral. Pero, además de motivar al alumnado, este premio se propuso dignificar la formación profesional.

El director del Premio Nacional Don Bosco, Juan Bosco Sancho explica que este certamen "quiere ser más que un galardón. El Premio Don Bosco busca ser estímulo y transformación para quienes participan. Para alumnos y tutores concurrir a este certamen supone un estímulo de las capacidades innovadoras, tomar conciencia de la importancia de la investigación y de las posibilidades que ellos mismos tienen de contribuir a la mejora de la sociedad".

Cuatro primeros premios

Baby Safety Un muñeco acostado en una cuna le sirve a Iria Ollero para explicar a todo el mundo el sistema que ha creado para tratar de prevenir la muerte súbita en bebés. "Diez sensores de presión monitorizan la posición del niño en la cuna y, en caso de detectar que se ha girado y ya no está boca arriba, como aconsejan los médicos, una alarma suena en un receptor, allí donde estén los padres", explica.

Una cámara de infrarrojos localiza la cara del bebé a oscuras
Una cámara de infrarrojos localiza la cara del bebé a oscuras
Raquel Labodía

Esta estudiante de Ingeniería Biomédica, que desarrolló este proyecto cuando estudiaba 2º de bachillerato en las Aulas Tecnópole de San Cibrao das Viñas (Orense), modificó además una cámara para detectar infrarrojos que es capaz de localizar la cara del bebé a oscuras. Un sensor térmico controla la temperatura de la habitación y del bebé y "para verlo gráficamente, incorporé una pantalla que traduce los grados a colores". Además, Iria integró un sensor de pulso en un body. Y ya ha comprobado el interés a través de encuestas, que revelan que "la mitad de los padres y madres estarían dispuestos a pagar unos 120 euros por estos dispositivos y las cuatro guarderías consultadas estuvieron interesadas". El proyecto Baby Safety ha conseguido el primer premio en la categoría de Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales y Jurídicas.

Iris 3D La impresora 3D multicolor que ha ganado el primer premio en la categoría de Tecnologías Industriales "va más allá de las impresoras habituales: en lugar de imprimir solo en un color, mezclando los tres primarios (magenta, cián y amarillo) consigue 16 colores", indica Samuel Rubio que, junto a Raúl Cruz, Javier Leza y Jorge Serrano –todos estudiantes universitarios de Zaragoza–, componen el grupo SRJ. Además de aportar la innovación de imprimir una pieza en más de un color a través de una sola boquilla –las costosas máquinas dual actuales presentan problemas, especialmente en el ajuste entre sus dos boquillas–, el sistema pretende ser una alternativa asequible y fácil de incorporar en las impresoras domésticas actuales. "Pensamos que hay demanda porque la impresión 3D está de moda", señala. Su reto ahora es conseguir colores más homogéneos.

Demostración del funcionamiento de la impresora 3D multicolor
Demostración del funcionamiento de la impresora 3D multicolor
Raquel Labodía

Bastón electrónico para invidentes "¿Cómo es posible que, en un mundo tan tecnológico, con sensores y telemetría, las personas invidentes sigan detectando obstáculos ‘con un palo’?", se preguntaron Fabián Hernán y Mario Dia, alumnos de 2º del grado superior de Mantenimiento Electrónico en San Valero de Zaragoza. Y se pusieron manos a la obra hasta desarrollar un bastón que permite al usuario sentir las distancias a un obstáculo mediante vibración. "Fabián, haz de pared", dice Mario, para que comprobemos cómo la vibración se intensifica al acercarnos al obstáculo. José Luis, miembro de Asocide, asociación de personas sordociegas, ya ha probado este bastón electrónico galardonado en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación. "Está encantado, pero también nos ha dado sugerencias, como reducir el volumen del dispositivo, porque ellos tienen una sensibilidad muy desarrollada".

La vibración del bastón se hace más intensa al acercarnos al obstáculo
La vibración del bastón se hace más intensa al acercarnos al obstáculo
Raquel Labodía

Desde Escocia, con energía verde El nombre de este proyecto, que ha obtenido el primer premio en la categoría de Ciencias del Premio Don Bosco, recuerda a la máquina termodinámica inventada por un escocés en el siglo XIX que han recuperado seis alumnos de 2º de bachillerato de Tecnología en el colegio de Salesianos de Zaragoza. Se trata del motor Stirling, traído a la actualidad "como una forma limpia de obtener energía", explica Eduardo Espinosa. Mediante una maqueta, muestran cómo un motor produce electricidad para consumo doméstico a partir de la luz del sol. Pero se les ocurren muchas otras aplicaciones del sistema, como "ubicarlo en el mástil de una sombrilla de bar para poder cargar el móvil o, implementado a gran escala, instalarlo en las electrolineras para que recarguen los coches eléctricos".

Equipo del proyecto 'Desde Escocia, con energía verde', junto a su maqueta
Equipo del proyecto 'Desde Escocia, con energía verde', junto a su maqueta
Raquel Labodía

Un guante que hace música, un diferencial magnético y una patroteca de uniformes

Lucía, una niña de 4 años con síndrome de Rett, será la primera en probar el guante sensorial musical creado por Alejandro Barón y Javier Asín, estudiantes de grado superior de Mantenimiento Electrónico en San Valero, Zaragoza. "Actúa como un instrumento para musicoterapia, pues traduce los movimientos en música, gracias a un diseño propio que consta de sensores de fuerza para los dedos, un acelerómetro en la muñeca y un piezoeléctrico en la palma de la mano, conectados a un ‘shield’ musical y un microcontrolador". Por este proyecto obtuvieron el premio otorgado por la Escuela de Ingeniería y Arquitectura y el I3A.

Empresas de tecnología, universidades, colegios profesionales y Administraciones públicas, entre otros, forman los cuatro tribunales que deben evaluar cada año los proyectos presentados. Una tarea nada fácil que desataca a los mejores.

Entre los segundos premios de las categorías del certamen, encontramos una ‘Innovadora transmisión diferencial’ basada en magnetismo, en la que "lo importante es la idea –dicen Ángel Soler y Joaquín Richarte, del IES La Torreta de Elche (Alicante)–, que puede aplicarse a automoción, a un pequeño ventilador, a un camión o al mundo de la industria".

Desde el Colegio Salesiano Los Boscos, de Logroño, llegó ‘Bats’, de Christian Asier Cabrera y Jorge Ruiz, un sistema automático de orientación de antenas parabólicas pensado para autocaravanas, embarcaciones, grupos militares... sin una localización fija.

En el Centro Integrado Público de Formación Profesional Ciutá de L’Aprenent de Valencia, Vanessa Martín y Carmen Molano se han propuesto generar una ‘Patroteca’, una biblioteca de patrones para poder reproducir uniformes históricos, como el de Diego de León, que llevaron a la exposición del polideportivo de Salesianos Zaragoza.

Por su parte, Marcos Asensio y Lucas Juárez, de Los Boscos de Logroño, han reproducido en 3D su propio centro para recorrerlo virtualmente con su sistema ‘bYourReality’ –premio del Ministerio de Defensa–, en torno al cual han desarrollado diversos periféricos pensando en que "personas con diferentes discapacidades puedan disfrutar de los videojuegos sintiéndose un personaje", explica Marcos.

Hacer más fácil la vida en casa es el ‘leitmotiv’ de muchos proyectos. La facultad de Ciencias distinguió la creación de un electrodoméstico de fermentación, planteado por Íñigo Aznar y Sergio Labella, de Salesianos Nuestra Señora del Pilar, en el proyecto titulado ‘El supermercado en casa’.

En ‘Ardismótica’, la casa domótica pensada para personas con discapacidad que ganó el premio del Rotary Club, todo el rodapié actúa como botón de emergencia en caso de caída. En ello, y en muchas más cosas, han pensado sus autores, Yaiza García e Iván Sánchez, del IES Politécnico de Vigo.

Más que para el hogar, la automatización del proceso de cocinar una tortilla, ‘Omelettic’, de Jorge Apellániz y Alejandro de Cos, del colegio Salesiano Los Boscos de Logroño, "está destinado a restaurantes, bares o bocaterías, que tengan que hacer muchas tortillas". Cuatro o cinco cuñas debieron probar hasta dar con la forma perfecta, que evita que la cáscara del huevo caiga en el recipiente donde se bate. Mereció el galardón otorgado por la empresa Festo.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios