Despliega el menú
Sociedad

educación

¿Sabes cómo concentrarte para rendir mejor en tus estudios?

Con estos consejos lograrás, poco a poco, potenciar al máximo tu capacidad de atención. 

writing-person-pen-reading-pattern-student-1067690-pxhere.com
La concentración es clave a la hora de estudiar.
Pxhere

La concentración es clave a la hora de estudiar. Pero, ¿sabemos concentrarnos? Con estos consejos lograrás potenciar tu capacidad de atención, poco a poco.

¿Nunca os ha pasado que leéis una línea cinco veces y, aun así, no recordáis lo que acabáis de leer? Tranquilos, nos ha pasado a todos, y no es grave. Sencillamente, no estábamos prestando la suficiente atención. Lo que necesitamos, se llama concentración, y es una capacidad imprescindible para el aprendizaje. Quizá, algunos crean que basta con repetir las cosas como un loro hasta grabarlas en el cerebro, pero, aparte de que esta práctica no es nada efectiva, nos hará perder gran cantidad de tiempo. Seamos claros, sin la adecuada concentración es imposible asimilar conocimientos y centrarnos en la tarea que estamos desempeñando. Actualmente, somos presa de un bombardeo constante de estímulos que nos distrae de cualquier labor, por eso es vital entrenar hábitos correctos de concentración desde una edad temprana.

Lo primero que podemos hacer es prestar atención al tiempo y comenzar con una concentración plena, en periodos cortos, que iremos aumentando paulatinamente. Empezando con lapsos de estudio de entre 10 y 15 minutos crearemos una base aceptable para no fatigar la mente cuando tengamos que estar atentos durante un periodos más largos. Descansar es clave, combinaremos cualquier actividad con momentos de esparcimiento frecuentes para no saturarnos a la hora de ponernos a trabajar. Eso sí, hay que cumplir los horarios y poner el cien por cien de nuestra atención en los periodos de trabajo.

Averigua cuál es el motivo de tus constantes distracciones y elimínalo

Es fundamental eliminar estímulos que puedan distraernos, es decir, limpiar nuestro entorno y preparar el espacio. Televisión, cómics, videojuegos o música, son nuestros mayores enemigos a la hora de concentrarnos. Hay que buscar una zona despejada, lejos de lugares de tránsito y bien iluminada. Averigua cuál es el motivo de tus constantes distracciones y elimínalo. También es posible que la falta de sueño o los problemas puedan afectar tu rendimiento, así que tendrás que descansar las horas suficientes y hacer un paréntesis mental en tus preocupaciones.

Tampoco podemos abordar varias tareas a la vez, dividir la concentración es una mala idea cuando la situación nos supera y hay un sinfín de tareas pendientes. Hay que organizarse, ir paso a paso y hacer un cosa detrás de otra. Optimizar tus esfuerzos es básico cuando eres presa fácil de la distracción.

Ya lo dijo Bruce Lee, el maestro de las artes marciales: "La concentración es la raíz de todas las capacidades del hombre"

La concentración es una capacidad que mejoraremos con el tiempo. Ser constante y no perder la paciencia son requisitos indispensables. Tardaras en conseguirlo, pero es cuestión de voluntad y perseverancia.

Si dividimos el trabajo en partes será más fácil lograr la concentración;también podemos realizar las labores principales, primero, y postergar las más triviales, ya que al iniciar cualquier tarea enfocamos nuestra atención de manera más eficaz.

Estas pautas funcionan, ¡en serio! Gracias a ellas aumentaremos nuestro rendimiento y mejoraremos resultados, potenciaremos el desarrollo personal, mejoraremos nuestra autoestima y lograremos optimizar nuestro tiempo.

Como dijo el maestro de las artes marciales Bruce Lee: "La concentración es la raíz de todas las capacidades del hombre".

Etiquetas
Comentarios