Despliega el menú
Sociedad

¿Ya conoce el revolucionario paraguas que se abre del revés?

Aunque el mecanismo de este objeto tan útil en época lluviosa no parece complicado, todos sabemos que abrirlo y cerrarlo puede dar más de un disgusto.

El nuevo paraguas mejora las funciones del tradicional.
El nuevo paraguas mejora las funciones del tradicional.
Pexels

¡Quién fuese el inventor del paraguas! Este objeto tan popular y útil, sobre todo cuando los días de lluvia se apoderan de la rutina, está presente en todos los hogares y, normalmente, en más de un formato: clásico, plegable, con dibujos y estampados, ajustable a la cabeza o motorizado para no tener que ser sujetado con las manos.

A pesar de lo cotidiano de su existencia, este maravilloso artilugio que evita acabar 'chipiado', como se dice en Aragón, no es todo lo cómodo que podría, pues hay que tener cuidado de no sacar un ojo a los transeúntes que se cruzan en nuestro camino, de no quedar atrapado al intentar pasar por una entrada estrecha y, por supuesto, de adquirir la maestría para abrirlo y cerrarlo con rapidez para no acabar empapado.

Pero, los malos tragos debajo del paraguas se han acabado: el KAZbrella ha llegado para evitar que quedemos fatal cada vez que una racha de cierzo le da la vuelta al nuestro. Este nuevo artilugio, que en apariencia es igual que uno clásico, tiene la particularidad de abrirse del revés. Puede parecer una tontería pero son muchas las ventajas que esta mejora trae a los paraguas, ya que, por ejemplo, consigue que la parte exterior, la húmeda, quede doblada hacia dentro, de tal manera que ya no se pondrá perdido de agua el portal, la oficina o el colegio de los niños o no habrá que mojarse las manos para intentar cerrarlo.

También permite que, a la hora de salir de un coche, se pueda estar a cubierto en todo momento, pues tan solo hay que abrir un poco la puerta para poder desplegarlo y evitar así acabar empapado antes incluso de salir del taxi que se ha cogido para no llegar pasado por agua a un evento importante. Además, al abrirse de arriba a abajo, el momento crítico de arañar con las varillas las caras de todos los extraños que pasean alrededor desaparece y solo habrá que tener cuidado de no rascarles la parte superior de la cabeza...

KAZbrella, una obra inglesa

Este ingenioso artilugio que mejora las muchas desventajas del paraguas tradicional, es obra del británico Jenan Kazim, quien, tras obtener financiación a través de  Kickstarter, lo comercializa en diversos colores y a un precio de 45 libras (unos 52 euros, más o menos).

Etiquetas
Comentarios