Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Desafío Bajo Zero en el lugar más remoto del mundo

Ya puedes investigar en la Antártida sin moverte de casa a través de un nuevo proyecto de ciencia ciudadana. Hasta el 22 de febrero está abierto el plazo de recepción de proyectos. También está en marcha un concurso de diseños para imprimir en 3D en la base española.

La ciencia ciudadana llega a la Antártida
La ciencia ciudadana llega a la Antártida

Desafío Bajo Zero es un proyecto de ciencia ciudadana que crea la posibilidad de que cualquier persona pueda realizar investigaciones científicas en un entorno tan interesante y extremo como es la Antártida, en particular, en la Base Gabriel de Castilla ubicada en la Isla Decepción situada en el archipiélago de las Islas Shetland del Sur. Para ello, se han diseñado y construido dos dispositivos basados en tecnologías abiertas --Arduino- que pueden ser programados por cualquier persona o colectivo con intereses científicos y de computación. Estos dispositivos están equipados con diversos sensores para la medida de temperatura, CO2, radiación ultravioleta, etc. Una de las principales características de este tipo de dispositivos es su bajo coste y replicabilidad, es decir, cualquiera puede construir unos nodos similares a los ubicados en la Antártida para su testeo y programación. En la página web del proyecto se puede consultar la lista completa de sensores disponibles, así como una completa documentación y ejemplos básicos de programación de cada uno de ellos.

Con la intención de que todo el mundo pueda acceder a estos recursos científicos se ha lanzado un concurso: los participantes inicialmente presentarán su proyecto a la fase de selección, indicando quiénes componen el equipo y qué tipo de pregunta o problema pretende resolverse aprovechando los sensores que hay instalados en los nodos. El plazo de esta primera fase es el 22 de febrero. En la siguiente fase se escribirán los programas en Arduino utilizando al menos alguno de los sensores que se quieren probar en la Antártida. Los mejores experimentos serán seleccionados para ser testados en la base Gabriel de Castilla hasta el 31 de marzo. Todos los datos obtenidos por los sensores serán grabados en el dataLog del Arduino para, posteriormente, ser enviados a los respectivos grupos de cada proyecto con el fin de ser analizados, evaluados y presentados adecuadamente en un informe final de resultados. Quienes logren finalizar la misión científica podrán obtener el correspondiente certificado junto a un pequeño trofeo impreso en 3D en la propia base de la Antártida.

Imprime en la Antártida

Además del experimento dela  red de sensores, se ha ubicado en la Base Gabriel de Castilla una impresora 3D que está siendo utilizada por el personal allí destinado para construir piezas o herramientas necesarias cuyo transporte no había sido previsto. La impresión 3D permite construir casi cualquier objeto tras su modelización mediante los programas correspondientes. Este tipo de herramientas ya se ha utilizado con éxito en lugares tan remotos como la Estación Espacial Internacional. Cualquier ciudadano podrá también diseñar sus propios modelos 3D para ser impresos en la Base Gabriel de Castilla y recibidos en casa a modo de souvenir. Ya está en marcha un concurso de diseños para impresión 3D que periódicamente propone nuevas temáticas: ahora mismo, arte y hielo; a partir del 16 de febrero, biodiversidad en la Antártida; a partir del 1 de marzo, desplazamientos en la Antártida; y desde el 16 de marzo, temática libre.

Por otra parte, mediante una cámara 360º se están obteniendo imágenes del entorno de la base, lo cual nos permitirá a cualquiera de nosotros a dar un paseo virtual por la Isla Decepción, una experiencia normalmente restringida a muy pocas personas.

Este proyecto es el resultado de una colaboración entre Innovart, la Fundación Ibercivis, Etopia_ Centro de Arte y Tecnología, Sensorae y el Ministerio de Defensa, a través del personal militar destinado en la Base Gabriel de Castilla en la XXIII Campaña Antártica. El proyecto ha sido financiado por el Observatorio para la Ciencia Ciudadana en Zaragoza, un convenio entre el Ayuntamiento de Zaragoza y la Fundación Ibercivis.

Francisco Sanz Fundación Ibercivis y Jorge Mata Innovart

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios