Sociedad

Jóvenes que protegen a otros jóvenes… del acoso escolar

Hace 8 años nacería en el I.E.S. Parque Goya el programa Ayudantes. Un proyecto pionero en España que ha servido de ejemplo en numerosos centros.

Alumnos miembros del grupo de Ciberayudantes del I.E.S. Parque Goya.
Jóvenes que protegen a otros jóvenes… del acoso escolar
C. I.

 

Asistir a una de las reuniones mensuales de los integrantes del grupo de Ciberayudantes del I.E.S. Parque Goya de Zaragoza es una experiencia verdaderamente sorprendente. Un grupo de 25 estudiantes de 3º de la E.S.O. –los de 2º son ayudantes, a secas, y al subir de curso pasan a serlo también esta especie de vigilantes en la red-, debate sobre problemas de convivencia que han detectado en el aula para después, y siempre de forma anónima, pasar un parte al personal del centro encargado del programa.

Se trata de un proyecto creado hace ya ocho años, en 2016 evolucionaría hasta cubrir también el acoso escolar a través de las redes sociales, y que trata de formar a los propios protagonistas y espectadores del fenómeno del ‘bullying’ con el único objetivo de prevenir su expansión. Hoy se ha convertido en un programa pionero en España, premiado en varias ocasiones y que ha servido de ejemplo en numerosos centros escolares.

Este grupo de estudiantes de 14 años no solo conoce perfectamente los riesgos que entrañan las redes sociales y son capaces de explicar a la perfección qué es el ‘grooming’ o el ‘sexting’ –ambos delitos pronunciados con un perfecto acento inglés-, sino que se preparan, soportados por una presentación de Power Point, para contar a sus compañeros de cursos inferiores, e incluso de otros centros como el Agustina de Aragón o el Catalina, qué deben y no deben hacer cuando se sumergen en la red.

“España presenta uno de los porcentajes más alto en cuanto al tiempo que empleamos en las redes sociales, tan solo por detrás de China. De media, pasamos más de 28 horas semanales conectados desde dispositivos móviles”, comienza Fran Martínez. Junto a él, su compañero Gabriel Sánchez explica los diferentes contenidos que acostumbramos a utilizar en la red, y sobre los cuáles desconocemos los riesgos. “Existen aplicaciones que nos permiten pasar el rato, divertirnos, aprender y hablar con gente de cualquier país del mundo. Pero tenemos que ser conscientes de que también hay gente que es mala y que puede hacer uso de nuestros datos personales”, advierte el joven.

Jóvenes que protegen a otros jóvenes… del acoso escolar

Alumnos miembros del grupo de Ciberayudantes del I.E.S. Parque Goya explican a sus compañeros términos como 'sexting' o 'grooming'. Foto: C. I. 

Por su parte, su compañera Clara Marzo explica a sus compañeros un concepto muy interesante. El de la ‘huella digital’. “Privacidad es todo el control que tienes sobre los datos que has metido en la red, pero existe un rastro que siempre dejamos. Todo lo que ponemos en la red va a quedar ahí”, insiste. La adolescente enumera otros riesgos como la posibilidad de ser localizados si conectamos la ubicación de nuestros teléfonos, o que nuestra imagen se vea deteriorada por nuestras publicaciones: “es lo que se denomina reputación online”.

En la presentación, de apenas diez minutos, también hablan sobre videojuegos y contenidos violentos, privacidad y confidencialidad, acceso a contenidos inapropiados, juegos de azar y los riesgos de “ciertas web que incitan a hacerse daño a uno mismo como las páginas sobre anorexia y violencia”, añade Martínez.

Por supuesto, no falta la intervención sobre el 'ciberbullying' o acoso escolar en la red, “que es mucho más dañino para nuestra salud mental porque al no producirse un contacto físico con la víctima no somos tan conscientes de las consecuencias”, asegura Sánchez. Y no solo eso, sino que internet ofrece una garantía al agresor que puede mantenerse oculto durante todo el proceso de hostigamiento y ampliar su margen de acción a las 24 horas del día.

Ayudar a otras personas

Estos jóvenes aseguran sentirse “muy orgullosos” de formar parte del equipo de Ciberayudantes del centro, ya que contribuyen a la creación de un ambiente de convivencia y respeto en las aulas. “Cuando entras a primero y vienen a darte la charla los más mayores resulta muy interesante. Me pareció una buena oportunidad para ayudar a otras personas”, opina Marzo. “Para mí es un privilegio aunque al principio asusta un poco estar en el ojo de la tormenta ya que nos toca mediar en muchos casos y es una gran responsabilidad”, concluye Sánchez.

En opinión de Jesús Prieto, profesor colaborador y formador del equipo de ayudantes, es fundamental que sean los propios jóvenes quienes se comuniquen con sus compañeros. “Tras varios años de actividad percibimos que buena parte de los conflictos que antes se producían en el centro estaban apareciendo en dispositivos móviles”, explica el impulsor del programa. Asegura que implicar a los propios adolescentes en el uso responsable de las redes sociales es una técnica que funciona. “Nuestro mayor objetivo es ser capaces de prevenir estas conductas antes de que se produzcan daños irreparables”, añade el psicólogo.

Está demostrado que la exposición prolongada a una situación de acoso escolar, ya sea en persona o a través de la red, provoca un deterioro en la autoestima de la víctima que puede tener resultados muy peligrosos para quien lo sufre. “Lo más importante es que los espectadores de estas situaciones no miren para otro lado y tengan herramientas para intervenir”, concluye.

Jóvenes que protegen a otros jóvenes… del acoso escolar


Etiquetas
Comentarios