Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

20 cosas que solo te han pasado si eres miope

Esta anomalía ha aumentado en los últimos años debido al masivo uso de aparatos electrónicos.

La miopía afecta cada vez a más jóvenes.
La miopía afecta cada vez a más jóvenes.
Josh Calabrese / Unsplash

La miopía es un defecto óptico que produce una visión borrosa de los elementos lejanos. Se trata de una anomalía incómoda, que ha aumentado su incidencia en los últimos años, especialmente entre los más jóvenes, como consecuencia del masivo uso de aparatos electrónicos.

Pero este no es el único motivo. Según un estudio de las universidades de Cardiff y Bristol, la miopía también puede aumentar en 0,27 dioptrías por cada año que una persona dedica a estudiar.

Ahora bien, independientemente de los motivos por los que sufras miopía, las situaciones a las que te enfrentas no varían. Si eres de los que nada más levantarte de la cama necesitas coger tus gafas, atento porque vas a verte muy reflejado en la siguiente lista de cosas que solo te han pasado si eres miope.

Que te pregunten: Y tú, ¿cuánto tienes? No saludar a un amigo por la calle. Saludar a un desconocido por la calle. Arrugar los ojos cuando no llevas gafas ni lentillas. Tumbarte a ver una peli con las gafas puestas. Salir a correr con gafas. Quitarte las lentillas y no encontrar las gafas. Abrir el horno y que se te empañen los cristales. Que te pregunten: ¿Me dejas tus gafas? Ser insultado cariñosamente por tu ceguera. Que te pregunten si vendes cupones. Dormir fuera de casa y no tener líquido de lentillas. Ver poco de lejos durante el día. De noche, directamente, nada. Bajar sin gafas a la playa para que no se manchen y no ver nada. Cuidar tus gafas de sol graduadas como a un hijo. Entrar a un sitio cerrado con gafas de sol porque son graduadas. Sentirte una estrella de cine. Perder una lentilla dentro del ojo Dormirte la siesta con lentillas y al despertar creer que te has curado la miopía Estar en clase sin gafas y no leer nada en la pizarra. Tener los cristales de las gafas más sucios que tu habitación.

Etiquetas
Comentarios