Sociedad

Ciencia y música en directo en La Ley Seca

El martes 22 de enero será el momento de la nanotecnología en el ciclo 'Ciencia y música': Jesús Santamaría al micro, el músico Diego Meléndez a los acordes.

Cartel de la próxima sesión del ciclo 'Ciencia y música'

"La Ley Seca es rock, es música en directo, es música en la piel" –se autodefine la sala de la zaragozana calle de Sevilla–. Y desde el pasado mes de octubre los últimos martes de cada mes también es divulgación de la ciencia, pero siempre mezclada con música. "Todas las sesiones realizadas hasta ahora hemos llenado –comenta Carlos Ezquerro, uno de los socios del local y programador de conciertos de La Ley Seca–, estamos encantados de la vida".

El ciclo ‘Ciencia y música’ va "mejor de lo que esperábamos". Atrae a "una amalgama de gente variopinta: desde chavales que estudian en la universidad a gente muy mayor". En cada sesión, música y charla de divulgación se van alternando. Del lado de la ciencia, por el escenario de La Ley Seca han pasado el investigador Alberto Jiménez Schuhmacher, hablando de cáncer; el neurocirujano Juan Calatayud, sobre la columna vertebral; y el matemático Luis Rández, que imploró a ‘Fourier que estás en las ondas’ y dejó a Ezquerro asombrado al descubrir la conexión entre las matemáticas y la música. Acompañaron las palabras de los científicos el guitarrista Chiche Sosa y los temas de Diego Meléndez.

Momentos nanotecnológicos

No está mal compartir cartel con Giles Robson, uno de los mejores intérpretes en armónica de blues. Así le ocurre, en la programación de este mes de enero, a Jesús Santamaría, subdirector del Instituto de Nanociencia de Aragón. Robson y su banda tocan el viernes 25, pero el martes 22 será el momento de la nanotecnología, la música, en acústico, la pondrá Diego Meléndez.

La idea de este ciclo surgió de Leticia Crespo, mujer de Ezquerro. "Al combinar charlas de divulgación con música quisimos dar con un formato atractivo", explica. En su caso, "había una inquietud de fondo porque soy química y, aunque ahora me dedico a la política en el Ayuntamiento de Zaragoza, también he trabajado como investigadora y soy profesora de secundaria en excedencia". Tras ser nombrado Alberto Jiménez Hijo Predilecto, fui a verlo a Pint of Science y pensé que a la fórmula de ciencia en un bar se le podría añadir algo más porque el interés por la ciencia no está muy asentado y la divulgación es muy necesaria". Ezquerro, quien se confiesa "un enamorado de la divulgación de la ciencia", añade que "vincular ciencia y rock and roll nos pareció una buena idea".

Ahora, con la colaboración de la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Zaragoza, ya están cerrando las próximas ‘actuaciones’ de este ciclo. En febrero, en este caso coincidiendo con la semana del 11F, Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, será el turno del grupo de monologuistas Risarchers.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios