Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

César Castellanos: “Ponerse a dieta engorda”

El nutricionista zaragozano afirma que en los últimos años se ha confundido el concepto de llevar a cabo una dieta sana y saludable, algo que puede suponer un riesgo para la salud.

El nutricionista César Castellanos.
El nutricionista César Castellanos.
C. I.

Año Nuevo… ¡momento ideal para marcarse todo tipo de propósitos! Muchos de ellos relacionados con la salud, la belleza y el bienestar. Mientras los gimnasios continúan haciendo su agosto y aparecen decenas de artículos y reportajes sobre dietas milagro, operaciones bikini y todo tipo de consejos detox, el nutricionista zaragozano César Castellanos advierte de los peligros de “dejarse engañar por estos atajos que, además, pueden suponer un riesgo para la salud de las personas”.

“Después de los múltiples excesos navideños nos sentimos culpables. El problema es que en la mayoría de los casos, para expiar nuestros pecados gastronómicos pretendemos lograrlo con resultados milagrosos en tiempo récord”, indica el experto. Y es precisamente ahí donde aparecen “todo tipo de oportunistas dispuestos a vendernos cualquier dieta depurativa, detox, batidos, zumos, sobres sustitutivos y todo tipo de dietas, que en ningún caso nos van a ayudar en este difícil objetivo”, añade.

Por eso, el nutricionista asegura que ponerse a dieta, tal y como lo concebimos en la sociedad actual, engorda. “La palabra ‘dieta’ proviene del latín y significa régimen de vida. El concepto tiene que ver con una serie de hábitos saludables y muy efectivos”, añade. Sin embargo, esto no coincide con la realidad: “Está demostrado que pretender conseguirlo de forma rápida con un  método milagroso tiene un efecto rebote, es decir, que tras una pérdida de peso se suele recuperar e incluso incorporar algún kilo de más”. Esto es muy común en las denominadas ‘dietas restrictivas’, aquellas basadas en priorizar ciertos alimentos por encima de las cantidades recomendadas y limitar el aporte de ciertos nutrientes que son esenciales para el organismo.

Lo que realmente debería suponer una dieta es el mantenimiento de unos hábitos saludables a través de una alimentación adecuada tanto en calidad como en calidad. “Y esto se sustenta en tres pilares fundamentales que todos conocemos: comer un poco de todo, hacer ejercicio de forma regular y descansar adecuadamente”, señala Castellanos. “Algo que no tiene nada que ver con pasar hambre, restringir determinados alimentos, saltarse comidas o tomar productos milagrosos”, asevera.

Pero, según esto ¿existe una dieta capaz de lograr estos objetivos? En opinión del nutricionista aragonés la respuesta es contundente: “No. Si la solución fura tan sencilla no existirían problemas de sobrepeso ni obesidad en todo el mundo. Ni existe la dieta ideal, ni el peso ideal”. Y esto es, fundamentalmente, porque cada etapa vital responde a una serie de necesidades y el metabolismo cambia a lo largo de nuestra vida. “Una frase muy interesante en relación a la actividad física y el envejecimiento dice: No dejamos de hacer ejercicio porque envejecemos, sino que envejecemos porque dejamos de hacer ejercicio”, afirma.

Por eso, Castellanos asegura que siguiendo unos consejos muy básicos pero de manera rigurosa, cualquiera puede lograr sus objetivos. En cuanto a la dieta ideal, afirma que lo que está avalado científicamente es mantener una vida físicamente activa y basar la alimentación en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales integrales acompañados de carnes, pescados, huevos y lácteos evitando la comida ultraprocesada. “Hay gente que cree que una dieta vegetariana o vegana no pueden ser saludables y es todo lo contrario, eso sí, lo ideal es que estén supervisadas por dietistas o nutricionistas”, indica.

En cuanto a los riesgos de no llevar una dieta adecuada, el experto recuerda que problemas como la obesidad o el sobrepeso favorecen el desarrollo de distintas enfermedades metabólicas, hipertensión, diabetes, accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares, así como diferentes tipos de cáncer, enfermedades neurodegenerativas, musculoesqueléticas y trastornos psicológicos y psiquiátricos.

Consejos para llevar una dieta sana

Por otro lado, Castellanos asegura que llevar una dieta sana no es difícil siempre que se tenga claro el objetivo y la persona esté convencida de que quiere llevar unos hábitos de vida saludables. “Lo primero que hay que hacer es limitar el consumo de productos ultraprocesados, uno de los errores más comunes en nuestros días”, señala.

También es importante aumentar el consumo de vegetales y evitar los productos ‘light’, y, sobre todo, planificar las comidas con tiempo. “A esto añade el evitar el consumo de alcohol y refrescos, no fumar, hacer deporte de forma regular y descansar adecuadamente y tendríamos un plan de vida completamente saludable”, concluye.

Etiquetas
Comentarios