Despliega el menú
Sociedad

¿Qué es mejor, dormir con la puerta cerrada o abierta?

Según los expertos, una de estas opciones es un riesgo en caso de sufrir un incendio.

La falta de sueño es "una alarma más" a los factores de riesgo de este tipo de enfermedades.
En caso de incendio, dormir con la puerta cerrada retrasa la propagación de las llamas.
Unsplash

Dormir es uno de los máximos placeres de la vida y, a la hora de hacerlo, cada uno define su propio estilo. Los hay que usan almohadas duras, blandas, que miran al techo o al colchón, los que duermen de lado o haciendo la cuchara... En cuanto a taparse también existen diferentes modalidades, como los que no son capaces de desprenderse de la sábana ni en verano o los que dejan asomar, incluso en las noches más frías del invierno, una pierna por encima del edredón. Por eso, otra de las grandes disyuntivas relacionadas con el sueño es la de acostarse con la puerta de la habitación abierta o cerrada. Esta, en apariencia, nimia cuestión puede tener consecuencias letales si no se elige la opción correcta. Según una encuesta realizada en Estados Unidos por la Organización de Ciencias de la Seguridad, el 60% de las personas duermen con ella abierta, pero, quienes opten por la segunda modalidad han tomado la decisión correcta. ¿Por qué?

Cuestión de seguridad

Según los expertos de la norteamericana Organización de Ciencias de la Seguridad, en caso de que se produzca un incendio en el domicilio, dormir con la puerta cerrada retrasa la propagación de las llamas, mejora los niveles de oxígeno y disminuye las temperaturas. Para concienciar a la población sobre este motivo de riesgo, la campaña 'Cerrar antes de dormir' pretende concienciar para ayudar a salvar vidas.

Más probabilidades de morir en un incendio

Las conclusiones del último informe publicado por la organización estadounidense Asociación Nacional de Protección contra Incendios ponen de manifiesto que, actualmente, los residentes tienen más probabilidades de morir durante una ignición que la que tenían en 1980, a pesar de que el mobiliario, el diseño y la construcción han conseguido reducir el tiempo promedio para escapar de un incendio en 14 minutos, pasando de 17 a 3.

Etiquetas
Comentarios