Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

'Gula', 'empalagoso', 'friolero' y otras palabras que solo existen en español

Una web llamada 'Eunoia' recoge palabras de distintos idiomas que no tienen traducción.

'Gula', 'empalagoso', 'friolero' y otras palabras que solo existen en español
'Gula', 'empalagoso', 'friolero' y otras palabras que solo existen en español

Seguro que reconoces la sensación de vivir un momento y no saber explicar las emociones que se arremolinan en tu cuerpo. Como cuando alguien cuenta un chiste malísimo y eso produce una risa contagiosa entre todos los presentes. O la embarazosa situación que se da cuando vas a presentar a alguien y has olvidado su nombre. O esa sensación irrefrenable de querer achuchar algo que te resulta tierno. Estas situaciones existen, y también las palabras que describen lo que sientes en esos momentos, lo que sucede es que quizá no las conozcas porque no forman parte de tu lengua: 'jayus' (indonesio), 'tartle' (escocés), 'gigil' (filipino).

Y lo mismo sucede en el sentido contrario: 'gula', 'empalagoso' o 'friolero' son palabras que pueden encontrarse en el diccionario español pero no en el inglés, por ejemplo. Y lo mismo sucede con 'merienda', 'anteayer', 'desvelarse', 'consuegro', 'sobremesa', o esa acepción de 'te quiero' que se considera como una estima en un grado inferior al 'te amo'.

Estos y muchos otros términos se recogen en una herramienta digital llamada 'Eunoia', una palabra que proviene del griego y cuya traducción sería 'un pensamiento hermoso'. Eunoia se configura como un diccionario en el que puedes hacer búsquedas de palabras que no tienen traducción literal en otros idiomas a través de la lengua, de la propia palabra o de la temática de la misma, y que permite hacer sugerencias para construir y ampliar este singular diccionario entre todos los usuarios que deseen hacerlo.

Aprovechando esta delicada belleza de cada idioma, sería posible crear un diccionario de palabras bonitas para momentos inexplicables, en contraposición con la menos optimista -aunque también curiosa- versión de John Koenig, que lleva años inventando términos que recoge en lo que él mismo ha denominado el 'Diccionario de las Penas Oscuras'. En resumen, una iniciativa para dar voz a sentimientos ecuménicos.

Etiquetas
Comentarios