Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Proyecto Facts4workers

Industria 4.0 a la medida del trabajador

El operador aumentado, el intercambio de conocimiento compartido entre trabajadores, los puestos de trabajo inteligentes y la formación en los puestos de trabajo. Eran retos tecnológicos pero también sociológicos para Facts4workers, un proyecto que ha involucrado a los trabajadores en el desarrollo de los prototipos implantados en la realidad de plantas industriales como la de la aragonesa Thermolympic.

Demostración del prototipo Defect&Solutions en la planta de Hidria Dieseltec en Tolmin (Eslovenia)Facts4workers

La transformación digital asociadas a la industria 4.0 va a traer hasta nuestros puestos de trabajo tecnologías que cambiarán nuestra forma de hacer las cosas. Pero toda tecnología necesita encajar con su usuario, en este caso el trabajador. De ahí que el proyecto Facts4workers decidiera poner a los trabajadores de las plantas participantes en el centro del desarrollo de esas tecnologías que persiguen mejorar la productividad pero también ser fáciles de usar y adaptadas a la tarea a la que prestan apoyo.

Itainnova y Thermolympic, una pyme familiar con sede en Utebo dedicada a la inyección de plásticos, con clientes en los sectores de la automoción o los electrodomésticos de línea blanca, han participado en el proyecto Facts4workers que concluye este mes.

Ocho prototipos

Tras los cuatro años que ha durado el proyecto, liderado por Virtual Vehicle, un centro de investigación austriaco, se han desarrollado ocho prototipos que han sido desplegados y evaluados en las plantas de los seis socios industriales del proyecto.

"Los prototipos desplegados en Thermolympic –explica Francisco Lacueva desde Itainnova– están pensados para entrenar y certificar el conocimiento de los trabajadores en su puesto de trabajo, para acceder a documentación sin necesidad de utilizar papeles y para predecir la existencia de errores en las piezas inyectadas en tiempo real".

Así, por ejemplo, el trabajador puede utilizar una aplicación de apoyo remoto a las operaciones de mantenimiento de una máquina a través de unas ‘smart glasses’. "Se puede interaccionar con las aplicaciones usando un pequeño ‘joystick’ en la patilla de la gafa o la voz del operario para navegar a través de las aplicaciones usando comandos de voz". La pequeña pantalla que incorporan permite visualizar órdenes desviando mínimamente la visión. Gracias a una pequeña cámara, una persona, a distancia, puede ver lo mismo que el operario que la porta y guiarle señalando los elementos sobre los que debe realizar cada tarea.

Bidireccional

Pedro Amoraga, director de Calidad de Thermolympic, espera que "el modelo aplicado, una vez bien rodado, dé como resultado una redefinición del concepto actual de información en planta, transformando el actual formato analógico convencional, dirigido desde el responsable de proyecto al trabajador de planta, en un modelo bidireccional, en el cual el sistema, además de proporcionar conocimiento al trabajador, se retroalimente de la experiencia, creando unos documentos más ricos y personalizados".

Lacueva añade que, "además, se va a trabajar en la creación de un sistema para generalizar el prototipo de predicción de defectos a todas las máquinas y piezas producidas, así como la generación de otros modelos de inteligencia artificial que permitan generar valor para los trabajadores de planta y para la gestión de la empresa".

Usuarios receptivos pero exigentes con la tecnología que viene

Más allá del "escepticismo habitual cuando una nueva tecnología quiere aterrizar en un puesto de trabajo, la plantilla de Thermolympic ha recibido de forma bastante positiva los prototipos presentados y no ha resultado complicado transmitir el valor añadido de la solución", constata Pedro Amoraga. La sensación general es que "están totalmente receptivos al cambio, pero son exigentes con la nueva herramienta, y quieren ser tomados en cuenta para moldearla de modo que se adapte a sus necesidades reales". Y esto es precisamente lo que facilitó el proyecto Facts4workers, que los propios trabajadores evaluaran las tecnologías que después usarán. Así, siguiendo los principios de ‘design thinking’, el trabajador ha participado en todos los momentos del desarrollo de los prototipos: desde la toma de requisitos hasta la evaluación de las distintas versiones desplegadas en las plantas.

¿Y qué demandan los trabajadores participantes en Facts4workers? "La principal sugerencia es contextualizar la información accesible en cada momento al trabajador, su rol, el puesto de trabajo y la tarea realizada para reducir el tiempo invertido en navegar por las aplicaciones", afirma Francisco Lacueva desde Itainnova. Los trabajadores también pidieron que se valorase la posibilidad de que el contenido a compartir pudiera ser generado por ellos mismos, a través de la creación de vídeos.

Resulta difícil generar informes largos desde el teclado virtual de una tablet o un móvil, que oculta gran parte de la pantalla. Y para visualizar planos, los usuarios demandaron ordenadores o pantallas más grandes. Una de las conclusiones alcanzadas es que "no existe ‘el dispositivo’ ideal, sino que incluso un mismo empleado puede necesitar distintos dispositivos en función de las tareas que tenga que realizar: reportar un error, cambiar un molde, realizar el mantenimiento de una máquina, etc.", precisa Lacueva.

Las conclusiones indican que las intervenciones realizadas en el marco del proyecto Facts4workers han mejorado la satisfacción cognitiva de los trabajadores y sus capacidades de resolver problemas e innovar; derivado de ambos, se ha mejorado la productividad de los trabajadores, que eran los objetivos del proyecto.

Para recoger la opinión de los empleados, Itainnova ha desarrollado "un innovador conjunto de herramientas, guías y métodos de evaluación (‘framework’) –señala Lacueva– que se utilizará en el servicio de consultoría tecnológica Big Idea, con el que el instituto pretende asesorar a empresas cliente en la adopción de sistemas cognitivos, sistemas basados en tecnologías de big data e inteligencia artificial, tanto en el ámbito de industria 4.0 (internet de las cosas) como en el análisis de información cualitativa (redes sociales, documentos de texto, etc.) o en otros que requieran el procesamiento masivo de datos".

El proyecto
  • NOMBRE Facts4workers.
  • OBJETIVO Resolver los problemas planteados en la definición del concepto Industria 4.0, centrándose en el componente humano de la producción.
  • SOCIOS El coordinador del consorcio –formado por 15 socios de Austria, Italia, Alemania, Bélgica, Suiza, Eslovenia, Finlandia y España– es el Virtual Vehicle Research Center (Austria). Los socios industriales son, además de la empresa aragonesa Thermolympic, Thyssen Krupp y Schaeffler, de Alemania, y EMO Rodjiana, Hidria Dieselted e Hidria Rotomatika, de Eslovenia.
  • FINANCIACIÓN El presupuesto del proyecto asciende a 7.709.486 euros y está incluido en la convocatoria de fondos europeos H2020.
  • PERIODO DE EJECUCIÓN De diciembre de 2014 a noviembre de 2018.
  • PÁGINA WEB En la web del proyecto se puede acceder a una explicación detallada del ‘framework’ y su utilización, así como a los resultados de la evaluación de las intervenciones en los ocho casos de uso deplegados en los seis socios industriales.

-Ir al suplemento Tercer Milenio





Salud

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo