Sociedad
Suscríbete

Por la iglesia: Convicciones, familia y protocolo

Casarse por el rito católico implica una serie de trámites. Debe prepararse la boda con tiempo.

Las bodas por la iglesia están rodeadas de un protocolo especial y su preparación tiene unos plazos específicos.
Las bodas por la iglesia están rodeadas de un protocolo especial y su preparación tiene unos plazos específicos.

Las convicciones de los contrayentes o la tradición familiar pueden llevar a los novios a decidirse por una boda religiosa. En la decisión, puede pesar también la ilusión de casarse en una iglesia con la que los novios tengan una vinculación especial. Este tipo de ceremonia suele tener un protocolo mucho más marcado que el del matrimonio civil.

La planificación es la nota predominante en los matrimonios canónicos. Desde el mismo momento en el que los novios deciden casarse por la iglesia, hay una serie de elementos que no pueden faltar si quieren poder casarse o que su unión tenga validez a efectos eclesiásticos y legales. Protocolo que es fundamental para que el día sea todo un éxito.

Plazos a tener en cuenta

La selección de la iglesia en la que casarse es uno de los primeros trámites que debe realizar cualquier pareja, sobre todo si tienen predilección por algún templo concreto. Doce meses antes de la boda es el plazo más adecuado para reservar la fecha. El comienzo de los trámites para casarse por la Iglesia Católica debe hacerse seis meses antes de la ceremonia, siempre que los novios sean de la misma diócesis. Dentro de estos seis últimos meses antes es cuando los contrayentes deben hacer el curso prematrimonial, necesario para casarse por la iglesia ya que el certificado que hay que adjuntar al expediente matrimonial tiene esa validez.

Personas imprescindibles en tu día

La tradición impera en este aspecto del matrimonio católico. En primer lugar, los novios necesitan dos testigos para la apertura del expediente matrimonial. No pueden ser familia de los contrayentes como medida para evitar algún tipo de presión. La unidad familiar estará muy presente durante la ceremonia en las figuras del padrino, que suele ser el padre de la novia, y la madrina, que será la madre del novio, en la mayoría de los casos. Los testigos de la ceremonia, que deben ser por lo menos dos, podrán ser familiares o amigos de las personas que se casan y con su firma en los documentos cumplen la función de atestiguar que el matrimonio se ha celebrado.

Documentos para poder celebrar tu boda

Antes de casarse por la iglesia, los contrayentes deberán realizar un cursillo prematrimonial. A la finalización del mismo, se les dará un diploma imprescindible para adjuntar al expediente matrimonial previo al enlace. Este certificado debe ir acompañado de otros documentos para que la ceremonia se pueda celebrar el día que decidan los contrayentes. También deberán preparar fotocopias del DNI, pasaporte o tarjeta de residencia, fotocopia del libro de familia de los padres, partida de bautismo de los dos contrayentes, certificado literal de nacimiento y certificado de fe y estado. A la conclusión de la boda, se les entregará el libro de familia católica.

- Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión