Sociedad
Suscríbete

¿De pie o sentados? Escoger entre moderno o tradicional

Las bodas tipo cóctel se han puesto de moda en los últimos años. En estos eventos, los novios se ahorran el complejo 'seating plan' y los invitados permanecen de pie o sentados en asientos aleatorios, sin mesas asignadas ni menú definido.

Una boda sentados es la opción más tradicional, ideal para las parejas que no quieren salirse de la norma.
Una boda sentados es la opción más tradicional, ideal para las parejas que no quieren salirse de la norma.
Unsplash

Actualmente, una de las dudas más frecuentes para los novios es la de celebrar su boda sentados, como dicta la tradición, o de pie, de manera más dinámica y actual. Las celebraciones tipo cóctel están cada vez más de moda. En estos eventos, los invitados permanecen de pie, sin mesas asignadas ni menú con plato principal. Lo habitual es colocar rincones con comida de picoteo en diferentes espacios y algunos asientos de apoyo alrededor. Puede llevarse a cabo tanto en un salón como en un lugar al aire libre, lo relevante es que los camareros dispongan de espacio suficiente para moverse con total libertad. Los cócteles tienen grandes ventajas, especialmente entre los novios que buscan una boda informal y cercana. Los asistentes podrán relacionarse con quien les apetezca y no estarán obligados a sentarse en un lugar en el que estén a disgusto. El ‘seating plan’ es una de las tareas más complejas en la organización de una boda y, en caso de optar por una ceremonia de pie, se evita esta difícil decisión.

Por el contrario, una boda sentados es la opción más tradicional, ideal para las parejas que no quieren salirse de la norma. Estas celebraciones cuentan con mesas y sillas asignadas por grupos y, normalmente, su ‘catering’ consiste en un menú con entrante, plato principal y postre. Es importante tener en cuenta la edad de los invitados: cuando hay muchas personas mayores o niños, esta alternativa suele ser la más adecuada porque así pueden descansar cuando lo necesiten. También conviene pensar en la época del año, dado que las bodas tipo cóctel siempre resultarán más agradables si el tiempo acompaña.

Si los novios aún no se han decantado por ninguna de estas dos opciones, siempre pueden elegir una combinación de ambas. Cada vez son más los que, después de la ceremonia, deciden ofrecer un pequeño cóctel a sus invitados, que dura aproximadamente dos horas, para después pasar a otra zona con mesas en la que se sirve el menú, aunque con platos más ligeros. Decidir entre una boda de pie o sentados es difícil, puesto que será uno de los momentos más recordados de ese día tan especial. Y es importante que, si se quiere tomar la decisión adecuada, se elija en función del estilo de cada pareja.

-Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión