Sociedad
Suscríbete

Una madre pide la nulidad de la adopción de su hija porque le dijeron que había muerto al nacer

En 2016 los jueces archivaron la causa por falta de prueba. La reclamación civil enjuiciada este jueves es la primera que se hace en este tipo de casos.

La bebé estaba en su cuna cuando ocurrió el accidente
Reinoso asegura que nunca dio a la niña y que quiere recuperar sus derechos como madre.

Alfonsa Clara Reinoso ha pedido este jueves en un juzgado civil de Barcelona la nulidad de la adopción de su hija, nacida en 1987, porque no dio su consentimiento, ya que le dijeron que era un niño y que había muerto.

Con 14 años, Reinoso dio a luz a su hija en la Clínica Dexeus de Barcelona estando ella tutelada por el Tribunal de Menores de Barcelona, entonces dirigido por la actual ministra Margarita Robles, ha informado en un comunicado la Plataforma Internacional de Víctimas por Sustracciones Forzosas Infantiles 'Te Estamos Buscando' (Teb).

En declaraciones a Europa Press tras el juicio, Reinoso ha asegurado que nunca dio a la niña y que quiere que le devuelvan sus derechos como madre, ya que en el momento de los hechos estaba en una situación de vulnerabilidad que no le permitió decidir.

"He luchado por tener la familia que nunca tuve. Tengo tres hijos maravillosos. He luchado por conseguir la felicidad que nunca tuve, y saber que mi hijo no murió, que me la arrebataron, me hace ser infeliz", ha manifestado.

Según su relato, en el momento del parto la sedaron y al despertar le dijeron que el bebé había muerto, por lo que pide la nulidad de la adopción en el procedimiento civil, en el que están demandados los padres adoptivos y su hija está como codemandada, después de que en la vía penal el caso se archivara.

La plataforma Teb ha especificado que en 2016 la Audiencia de Barcelona determinó que existían indicios de irregularidad en la adopción, pero que los jueces archivaron la causa por falta de pruebas para demostrar la sustracción del bebé, y que la reclamación civil enjuiciada este jueves --la nulidad de la adopción-- es la primera que se hace en este tipo de casos.

Juicio a puerta cerrada

En el juicio, que ha sido a puerta cerrada, el abogado de Reinoso, Guillermo Peña, ha alegado que en junio de 1987 --mes del nacimiento-- aún no estaba en vigor la ley 21/1987, que permitía autorizar la adopción del bebé sin consentimiento "cuando los que deban prestarlo se encuentren imposibilitados para ello".

En declaraciones a Europa Press, ha insistido que el Código Civil requería el consentimiento de la madre para permitir la adopción, que no dieron la oportunidad a Reinoso de darlo en los seis meses posteriores al parto, que inscribieron a la niña con el nombre de los padres adoptivos y que se la llevaron del hospital "sin permiso".

El abogado de los padres adoptivos, José Prat, ha defendido que la ley de 1987 sí permitía al juez autorizar la adopción sin consentimiento de la madre en determinados supuestos y ha asegurado que primero hubo un procedimiento de acogimiento y que luego la Generalitat hizo la propuesta de adopción.

También ha afirmado a Europa Press que en este caso no hubo actuaciones ilícitas, que el procedimiento penal se archivó con anterioridad y que en este proceso civil han aportado documentación que acredita la corrección de la adopción, como un informe de un funcionario de la Generalitat de 1988 en el que se hace constar que la madre dio su hija en adopción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión