Sociedad

Tercer Milenio

Opinión

La sociedad y la I+D+i

Por
  • Pilar Alegría
ACTUALIZADA 17/10/2018 A LAS 21:29
Grupo de investigación Lagenbio de la Universidad de Zaragoza
Grupo de investigación Lagenbio de la Universidad de Zaragoza
Toni Galán

Hace 25 años, HERALDO tuvo la visionaria idea de que ciencia y tecnología desempeñaban ya un papel tan importante en nuestra sociedad que era preciso tener un suplemento propio. Tercer Milenio se autoimpuso una tarea necesaria que años después se ha convertido en urgente. Entonces se estaba consolidando el cambio de paradigma tecnológico en la economía moderna mediante la irrupción de las tecnologías de la información y la comunicación. Internet apenas balbuceaba, los ordenadores personales eran enormes y los teléfonos móviles lo eran tan solo de nombre. El cambio estaba en marcha y se formaba una inmensa ola de innovación.

Ahora sabemos que esas predicciones se quedaron cortas y el cambio tecnológico ha sido radical, acelerado, disruptivo y universal. Hoy vivimos con un superordenador en el bolsillo, todo el conocimiento del mundo subido en una nube y las empresas condenadas a hacerse digitales o desaparecer. No es algo nuevo. Los grandes cambios sociales se han producido gracias a revoluciones tecnológicas. Ocurrió con la imprenta, la máquina de vapor o la electricidad. Cambios económicos y sociales que exigen adaptación y que necesitan siempre del capital humano, la principal materia prima.

Pero seguimos necesitando una mayor conciencia social. Tercer Milenio ejerce de elemento de transmisión de todo el sistema de I+D+i y, sobre todo, lo acerca al público en general. Desde el Gobierno trabajamos para que nuestros centros tecnológicos y de investigación se abran a la sociedad. El Instituto Tecnológico de Aragón se ha convertido en un gran laboratorio al servicio de las pymes, y desde el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón y la Fundación Campus Tecnológico Aula Dei, se trabaja mano a mano con agricultores, ganaderos e industria para fortalecer el sector agroalimentario. Zaragoza Logistics Center lo hace en formación y especialización en logística y cadena de suministro. Sectores que pueden impulsar el crecimiento que en estos momentos lidera Aragón. Además, disponemos de importantes infraestructuras científicas como el Centro de Física del Cosmos, el Laboratorio Subterráneo de Canfranc, el Laboratorio de Microscopías Avanzadas, el Nodo Caesaraugusta o el Centro de Investigación Biomédica. Sin olvidar los importantes institutos de investigación de distintas disciplinas donde realizan un trabajo magnífico en asuntos cruciales.

Vivimos en una comunidad con un talento inmenso. El momento es crucial. No podemos dejar que la ciencia sea la pagana de futuras crisis y, por ello, hemos puesto en marcha un Pacto por la Ciencia, único en toda España, que blinda el apoyo a la I+D+i. Un acuerdo alcanzado por todos los grupos políticos de las Cortes, las universidades, la comunidad científica y los agentes sociales, que establece prioridades en materia de ciencia e innovación. Y, lo más importante, evitará en el futuro picos de sierra en las inversiones. Estamos aumentando las partidas destinadas a investigación, innovación y universidad, pero también necesitamos que las empresas privadas sigan reforzando su apuesta por la I+D+i. Es el mejor antídoto ante futuras crisis económicas.

Pilar Alegría Consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas