Despliega el menú
Sociedad

Espíritu crítico

Se acusa a la universidad de haber perdido el espíritu crítico.

Según el profesor Federico Aguilera, la universidad es hoy un "espacio de sumisión y aburrimiento".
Según el profesor Federico Aguilera, la universidad es hoy un "espacio de sumisión y aburrimiento".

Hace dos semanas traté en estas páginas del desaliento inútil que produce cierta crítica descarnada e indiscriminada según la cual la universidad, por estar sometida al poder, es ajena al conocimiento, al pensamiento crítico y a la educación. Como ejemplo de tal concepción, referí un artículo reciente de Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna. Bajo un título que habla de «la irrelevancia, la mediocridad y la cretinización» de la universidad, el autor alude a una institución «muerta», convertida en una «escuela de ignorancia» y en un «espacio de sumisión y aburrimiento».

Pues bien, dado que estoy impartiendo la asignatura ‘Introducción a la Economía’ a un grupo recién llegado a la universidad, aprovechando que acabábamos de abordar la doble naturaleza científica e ideológica de la disciplina, propuse analizar en el aula el texto de Aguilera. El resultado de este ejercicio fue contundente. En equipos de tres, las ochenta y tantas personas del grupo dijeron estar de acuerdo con el profesor Aguilera. Solo un equipo opinó que exageraba un poco. Como acaban de empezar su vida universitaria, reconocían que sus malas expectativas procedían de su experiencia previa, basada en estudiar solo para aprobar. Y aclaro que es un grupo académicamente exitoso. Su calificación media de admisión a la universidad es 10,14 y nadie tiene menos de 8, habiendo estudios universitarios a los que se accede con 5. Salí del aula triste y perplejo, preguntándome cuál sería la opinión de mi alumnado, si se le hubiera inculcado ese espíritu crítico del que dice carecer.

Etiquetas