Despliega el menú
Sociedad

Cómo arreglar el maquillaje roto

Si quieres recuperar esos cosméticos que en más de una ocasión te han salvado de un apuro, sigue estos sencillos consejos y vuelve a disfrutarlos.

Un truco para arreglar el maquillaje en polvo consiste en agregar unas pocas gotas de alcohol.
Un truco para arreglar el maquillaje en polvo consiste en agregar unas pocas gotas de alcohol.
Unsplash

Vas a salir y decides maquillarte, abres ese colorete que tanto te gusta y se produce la catástrofe: está hecho pedazos. El cosmético se desparrama por todo el baño, los polvos tiñen el lavabo y tú, en un intento por arreglarlo, recoges los pequeños trozos con los dedos y estos, a su vez, se deshacen convirtiendo el ‘drama’ en el motivo por el cual vas a llegar tarde. Para que no te veas envuelto en una situación similar, existen unos pequeños trucos para que, en caso de que ocurra la desgracia, puedas solucionarlo y mantener tus producto en perfecto estado.

Es importante tener en cuenta la organización del maquillaje. Aunque el neceser es la opción más habitual, con frecuencia los productos reciben golpes, lo que puede dar lugar a roturas. A esto hay que añadir la antigüedad de los mismos, pues si se trata de un producto muy utilizado hay más posibilidades de que se rompa. Por ese motivo, lo más aconsejable es mantenerlos en algún lugar estable, para ello se pueden reciclar contenedores de comida o ubicarlos en algún cajón. Pero si aun así se produce la catástrofe puedes seguir unos sencillos consejos.

La solución para los productos en polvo. En el caso de este tipo de textura, lo primero que hay que hacer es recoger la mayor cantidad posible de restos. A continuación, utiliza una espátula o un objeto similar para repartir el producto de manera homogénea en el envase. Después, vierte un par de gotas de alcohol y mezcla hasta que consigas una pasta espesa. Una vez esté así, llega el momento de comprimirlo, lo que te permitirá, al cabo de varios días de secado, volver a utilizar el cosmético. Para las barras de labios rebeldes. Si quieres volver a disfrutar de ese carmín favorito que se ha partido en dos, coloca las dos mitades en el congelador durante media hora. Una vez transcurrido ese tiempo, calienta con un mechero la mitad que lleva estuche y encaja las dos piezas del labial. Después, vuelve a introducir el pintalabios durante diez horas, hasta que se quede completamente fijado. Cómo resucitar tu laca de uñas favorita. Lo que debes hacer es incorporar unas pocas gotas de diluyente para esmaltes al producto, que se pueden encontrar en perfumerías y tiendas especializadas. Sin embargo, existe la versión tradicional y más económica que consiste en agregar unas gotas de acetona. Sin embargo, este disolverá la composición y, a largo plazo, puede acabar estropeando tu laca de uñas favorita. Ojo con el perfilador. Es muy común que por el tipo de composición del lápiz y los usos, este acabe clavándose en el párpado móvil como una estaca. Si no estás dispuesto a despedirte de tu adorado lápiz y quieres seguir disfrutando de él, tan solo debes aplicarle un poco de calor. Toma un mechero y calienta la punta hasta que se pueda maquillar con ella.

Etiquetas