Despliega el menú
Sociedad

Nintendo concede su último deseo a un chico con cáncer terminal

La compañía le deja probar un juego que no estará en el mercado hasta diciembre.

Chris, con dos amigos, juega al Ultimate.
Chris, con dos amigos, juega al Ultimate.
Twitter

Chris Taylor era un chico canadiense de 21 años con cáncer terminal que murió el pasado martes. En julio, y tras hablar con sus médicos, tomó la decisión de dejar la quimioterapia y someterse solo a tratamientos paliativos. Según sus oncólogos, le quedaban entre tres y seis meses de vida.

Pero Taylor era, además, un loco de internet y de los videojuegos, siempre atento a las últimas novedades para las distintas consolas. El pasado 13 de septiembre, colgó un mensaje en Twitter en el que se lamentaba de que no llegaría a jugar al 'Super Smash Bros. Ultimate', uno de los estrenos más esperados de Nintendo y cuyo lanzamiento está previsto para diciembre.

El chaval reconoció en otro tuit que era un poco infantil estar triste por algo así, pero que le dolía pensar que no podría ver el juego. "He estado años esperando este videojuego y ahora que aparece me estoy muriendo poco a poco", explicó.

Visto así, el lamento de Taylor tenía más que ver con su miedo a la muerte que con el hecho de jugar o no a una consola, pero internet puso en marcha su lado generoso y empezó a buscar la manera de hacerle feliz. Muchos tuiteros escribieron a Nintento contando la historia y pidiendo ayuda a la compañía:

"Un querido amigo está en la cama con cáncer terminal y le encantaría jugar a Super Smash Bros Ultimate antes de morir. Significaría mucho para él si podéis ayudarle a cumplir su deseo. ¡Muchas gracias!", escribió Alex Rochon.

El mensaje tuvo miles de retuits y logró su objetivo: llegar a los ejecutivos de la tecnológica japonesa.

Así, por fin, el pasado viernes Chris Taylor contaba en Twitter el final feliz de la historia.