Sociedad
Suscríbete por 1€

Meghan Markle no puede llevar cuñas y otras curiosidades de la familia real británica

Desde su incorporación a la familia real británica, Meghan Markle ha tenido que adaptarse a un sinfín de normas protocolarias. Algunas te sorprenderán.

Meghan Markle.
Meghan Markle, en su primer acto oficial tras su boda.
Dominic Lipinski/AFP

La casa real británica es conocida por ser una de las más estrictas en lo que a protocolo se refiere. Buena parte de las normas son marcadas por la propia Isabel II, y su origen se remonta, en muchos casos, a siglos atrás.

Meghan Markle ha sido la última en incorporarse como miembro de la familia real británica. Desde que se anunció su compromiso con el príncipe Enrique, ha tenido que acatar las normas que forman parte del protocolo. Cuestiones que afectan al vestuario, a los saludos o al comportamiento en la mesa. Algunas fáciles de seguir. Otras, no tanto. La última en salir a la luz, con motivo de la llegada del verano, tiene que ver con el calzado.

Según publica la edición estadounidense de Vanity Fair,la duquesa de Sussex ha tenido que renunciar a las cuñas, al menos en presencia de la Reina. Parece que a Isabel II no le gusta demasiado este tipo de calzado, veraniego e informal, y ese es el motivo por el que ni Kate Middleton ni Meghan Markle nunca lucen estos zapatos en su presencia. Tampoco pueden lucir zapatos abiertos, algunos de los que solía lucir con más frecuencia la actriz  americana antes de su enlace.

Pero hay muchos más cambios que Meghan Markle ha tenido que adoptar desde que forma parte de la casa real británica. A continuación recogemos algunas de las curiosidades de la monarquía que más interés despierta en el mundo.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión