Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Gastronomía

¿Sabes cuánto puedes engordar viendo el Mundial?

Los expertos de la plataforma 'online' Top Doctors aseguran que durante los días en los que se celebra esta cita deportiva los aficionados pueden ganar hasta cinco kilogramos de peso.

En estos eventos deportivos es frecuente que se lleven a cabo comidas copiosas en torno a las 1.000 calorías cada una y dos o tres veces por semana.
En estos eventos deportivos es frecuente que se lleven a cabo comidas copiosas en torno a las 1.000 calorías cada una y dos o tres veces por semana.

Emoción, calidad, goles, tensión, polémicas, tardes entre amigos, refrescos… y comida. El Mundial de Fútbol que se celebra estos días en Rusia está marcado por numerosos elementos, entre los que se encuentra el de los excesos alimentarios que se producen habitualmente en las jornadas distendidas que se pasan con amigos o familiares durante este tipo de eventos deportivos.

En este sentido, expertos de la plataforma 'online' Top Doctors han elaborado un estudio en el que se asegura que durante los 90 minutos de un encuentro, los aficionados españoles llegan a consumir entre 300 y 2.500 kilocalorías (kcal), una cifra que puede acarrear que se engorde de uno a cinco kilogramos en el tiempo en el que se extiende la cita.

Millones de personas pasan los días de partido en torno a una pantalla grande y consumiendo algunas de las sustancias estrella de estas ‘celebraciones’: cerveza (150 kcal por cada 350 mililitros), refrescos (130 kcal por 330 mililitros), copas de alcohol de alta graduación (300 kcal), patatas fritas (30 gramos son unas 160 kcal), aceitunas (20 gramos son unas 23 kcal), frutos secos (100 gramos son 500 kcal), hamburguesa (alrededor de 650 kcal), pizza (550 kcal) y rollito de primavera y arroz tres delicias (hasta 700 kcal).

No obstante, desde el portal web indican que existen otras opciones para poder llevar a cabo un picoteo fácil, pero formado por componentes más saludables. A este respecto, los alimentos que se pueden consumir durante estos emocionantes choques para reducir el impacto caloríco se presentan como unas propuestas más que interesantes. En este grupo se destacan los pepinillos, los chips de verduras, las crudités con salsa de yogur o hummus, los mejillones y los berberechos al natural con jugo de limón o la ensalada de tomate con queso fresco aliñada con especias como el orégano, el comino así como con aceite de oliva virgen extra.

Además de hacernos más perezosos, "la comida rápida se caracteriza por su bajo aporte en fibra que provoca la ralentización del tránsito intestinal, la digestión pesada e incluso estreñimiento", asegura la doctora Mar Fernández, nutricionista de Salud 10 y miembro de Top Doctors. "Además, la sal que suelen contener este tipo de alimentos potencia la retención de líquidos, lo que provoca que al día siguiente nos sintamos hinchados y más pesados e incluso que esa noche descansemos peor", sostiene la profesional, que añade que "comer alimentos con altas calorías de vez en cuando no resulta perjudicial, pero hay que tener en cuenta que la frecuencia de partidos durante el Mundial es muy elevada".

Esta última circunstancia favorece que se lleven a cabo comidas copiosas en torno a las 1.000 calorías cada una y dos o tres veces por semana, "y es ahí donde se percibe el aumento de peso significativo”, sostiene Fernández.

Para poder disfrutar de un partido, es recomendable crear un ambiente relajado y alegre y evitar picotear más de la cuenta. Además, se puede diseñar un menú saludable sin ningún problema. Y es que, tal y como apuntan los expertos, todos los platos tienen una versión saludable si los cocinamos nosotros mismos con un poco de ojo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión